jueves, 24 de noviembre de 2016

12:12:00
CIUDAD DE MÉXICO, 24 de noviembre de 2014.- El secretario de Desarrollo Social, Sedesol; Luis Enrique Miranda, ofreció una disculpa a la diputada Araceli Damián (Morena), luego de que expresara que no estudió psiquiatría para entenderla.

“Sí me falta estudiar, desgraciadamente no estudié psiquiatría para entenderla a usted, pero eso es otra cosa”, externó, luego que ella lo llamó a estudiar sus cifras sobre pobreza alimentaria.

A lo que la diputada Damián pidió al presidente de la Comisión de Desarrollo Social de Cámara de Diputados, Javier Guerrero (PRI), le solicitara al secretario una disculpa a su persona por haberle faltado el respeto.

En defensa, Miranda Nava reviró; “yo no le falté el respeto”, más tarde, en su cuenta de Twitter, Miranda calificó la reacción como “impensada”.

Luis Enrique Miranda Nava, titular de la Sedesol. (Foto: Octavio Gómez/ Proceso)

Debido a lo sucedido y al comparecer ante las comisiones unidas de Desarrollo Social y de Fomento Cooperativo y Economía Social de la Cámara de Diputados, la presidenta de ésta última, la diputada Norma Xóchitl Hernández (Morena), calificó de “inadecuado e inadmisible” el último comentario del funcionario federal.

“No doy crédito, lo tengo que decir, secretario”.

Ante las expresiones del resto de los legisladores ahí presentes, quienes le comentaron que había sido un ‘grosero y pelado’, el priista Javier Guerrero le solicitó al titular de Sedesol ofrecer una disculpa a la legisladora.

“En aras del debate, tolerancia y pluralidad, quisiera solicitarle una disculpa a la diputada Araceli Damián, para poder continuar con este trabajo que es más importante que los asuntos personales”, añadió.

En consecuencia, Luis Enrique Miranda, quien confirmó haber sido operador político, ofreció una disculpa a la legisladora de Morena, “evidentemente el diálogo se tornó ríspido y agresivo, no hacia el Gobierno de la República, sino a mi persona, que es lo de menos, tendría que haber sido mucho más mesurado.

“Pido a nombre, como mujer, como diputada, como legisladora y como representante de un partido político, una amplia disculpa que hago por escrito, que hago públicamente y que créanme que en mis próximas comparecencias, en mis próximas visitas con ella no lo repetiré. Sí cometí un exceso”, sostuvo. (El Universal)