lunes, 21 de noviembre de 2016

23:18:00
CIUDAD DE MÉXICO, 22 de noviembre de 2016.- Raiders de Oakland consiguieron anoche su octava victoria de la temporada al vencer 27-20 a Texanos de Houston en el Monday Night en el Estadio Azteca.

Raiders (8-2) se sobrepuso a la tenaz defensa de Texanos (6-4) para sacar un sufrido triunfo, en el regreso de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) a suelo mexicano.

Texanos de Houston se repuso de los castigos y errores para llegar con ventaja de 17-13 al último cuarto sobre Raiders.

El corredor Lamar Miller tuvo un acarreo de una yarda para ponerle siete puntos al encuentro (con el extra bueno) y romper el empate con el que ambos conjuntos llegaron al medio tiempo para dejar la pizarra 17-10 en favor de Texanos.

La ofensiva de Raiders solo pudo responder con un gol de campo de 20 yardas de Sebastian Janikowski que los dejaba a cuatro puntos de distancia.

Al medio tiempo del duelo entre Texanos de Houston y Raiders de Oakland, por la semana 11 de acción en la temporada 2016 de la NFL, son los primeros los que dominan en las estadísticas, encabezados por el pasador Brock Osweiler y el corredor Lamar Miller.

El Monday Night Football en México tuvo tintes plateados y negros. La Raider Nation triunfó esta noche. (Reforma)

Una vez cumplidos los primeros 30 minutos de acción en el Estadio Azteca y con el tanteador igualado a 10, contra todos los pronósticos, Osweiler supera a su homólogo de Raiders, Derek Carr, quien no ha podido establecer su juego en la grama mexicana.

El ex de los Broncos de Denver tiene en su haber 11 pases completos de 18 intentos, para 108 yardas, con uno de anotación y otro interceptado, en tanto Carr apenas acumula 74 yd en 10 completos de 15 intentos, uno de ellos en las diagonales.

Por tierra, Miller le va ganando el juego al poderoso ataque terrestre de los “malosos”, con un acumulado de 63 yd en 12 acarreos, mientras del lado del local administrativo, el estelar Latavius Murray apenas cuenta con 12 yd en seis ocasiones que ha llevado el ovoide.

Por aire, el ala cerrada C.J.Fiedorowicz le ha aportado a Houston 42 yardas en tres atrapadas, en tanto el propio Murray encabeza a Oakland, aunque con solo 13 yd en tres atrapadas.

Texanos inició el segundo cuarto abajo en el marcador, pero se pudo reponer y empatar con una anotación de Braxton Miller para irse al descanso empatados en 10 puntos con Raiders en el juego de lunes por la noche que cierra la semana 11 de la NFL.

El segundo cuarto comenzó complicado para Houston pues además de la anotación que recibió apenas comenzado el periodo, un balón suelto al recibir la patada de salida dejó nuevamente a Raiders en zona roja.

La defensiva de Texanos tuvo que salir nuevamente para frenar el embate de Oakland, quien solo pudo irse con tres puntos. Pero entonces el mariscal de Houston, Brock Osweiler, guió una escabrosa serie ofensiva que los llevó a zona de gol para combinarse con Miller en envío de 12 yardas para irse al descanso 10-10.

Aunque Texanos de Houston pegó primero, Raiders de Oakland lo hizo con mayor contundencia en el comienzo del juego.

Un gol de campo de Nick Novak de 32 yardas puso arriba a los Texanos de Houston en el primer cuarto, pero en una ofensiva de Oakland que se consumió el final del primer periodo y se capitalizó apenas iniciado al segundo le dio la vuelta al marcador.

Derek Carr encontró a su receptor Jalen Richard en las diagonales con un espiral de 17 yardas para poner el 3-7.

Espectáculo previo al Texanos-Raiders llena de color al Azteca

Desde mosaicos interactivos con tarjetas multicolores, hasta tablas gimnásticas con chicos de primaria, pasando por los siempre esperados números de las porristas, el espectáculo previo al duelo entre Titanes de Tennessee y Raiders de Oakland le hizo honor al adjetivo de “espectacular”.

Con el estadio “lleno hasta las lámparas”, la espera por el encuentro con que la NFL regresó a México tras 11 años de ausencia, se hizo más amena con toda clase de números de entretenimiento, en el que destacó por su sincronía y plasticidad, la presentación de las llamadas “Raiderettes”, el grupo de animación de los de Oakland.

No obstante, la fiesta apenas empezaba y la multitud estalló frenética con la presentación del local administrativo, los “malosos”, cuya salida al emparrillado, a unos minutos de arrancar la contienda, arrancó la ovación de la fanaticada reunida en el Estadio Azteca de esta ciudad.

La ceremonia del volado, en la que se decidió que Houston recibiría el ovoide para la primera ofensiva del encuentro, relajó un poco el ánimo de la afición, ya en plena espera del arranque del cotejo.

No obstante, todavía había que cumplir con las formalidades de la ocasión, como la entonación del himno estadounidense, frente al marco de una bandera monumental formada con cartulinas por algunas decenas de jóvenes.

Esa misma bandera se transformó en lábaro patrio mexicano, cuando los chicos voltearon las cartulinas, para que el cantante Julión Álvarez tomara el micrófono y entonara el Himno Nacional Mexicano, coreado por los miles de aficionados reunidos en el inmueble dos veces mundialista.

Una vez cumplidos los protocolos de rigor, ahora sí fue el turno de los equipos, que saltaron al campo en busca de la victoria que los mantenga en la cima de sus respectivas divisiones, en la carrera rumbo a la postemporada de la Liga Nacional de Futbol Americano. (Notimex)