lunes, 21 de noviembre de 2016

15:52:00
PROGRESO, Yucatán, 21 de noviembre de 2016.- Por 20 años, Anselmo Canul López se ha dedicado a la pesca, tiempo en el que se ha enfrentado a tempestades, así como buenas y malas temporadas que se han hecho más difíciles por no tener los recursos necesarios para reparar su embarcación y equipo. Hoy, gracias al programa Peso a Peso cuenta con nuevas herramientas de captura, seguridad, redes, plomo, motores, chalecos salvavidas y radios, que le han permitido mejorar su producción y la economía de su familia.

“Como cooperativa sí hemos visto el beneficio de tener equipos nuevos. Hemos mejorado en 50 por ciento nuestra producción, lo que se refleja en la buena economía. Ya no hay la crisis de otros tiempos, hay mayor solvencia. Me ahorro dinero que puedo usar en la casa, y a la vez produzco más que antes”, resaltó el pescador progreseño.

El Gobernador Rolando Zapata Bello entrega un motor a un hombre de mar.

Anselmo recuerda que antes de recibir los apoyos del citado plan salía a la mar con la incertidumbre del mal tiempo y la inseguridad, pero ahora ya puede conocer el pronóstico al momento. Además, cuenta con luces y chalecos salvavidas,  que le generan mayor tranquilidad a él, sus compañeros y sus familias.

“Ahora ya tenemos los radios, si a cualquier embarcación le pasa algo o tiene algún percance pues avisa. Antes no teníamos eso, era peligroso salir a aguas profundas”, agregó.

En la misma caleta se encuentra José Canché Quintal, quien se ha dedicado a estas artes desde los 15 años. Él es pescador libre y cuenta con una sola embarcación, por lo que cualquier reparación que ésta requiriera representaba una pérdida económica significativa, ya que no sólo invertía en arreglarla, sino que además paraba su producción. Sin embargo, esto ha cambiado gracias a Peso a Peso.

“Nos beneficia mucho económicamente porque es difícil adquirir motores. Pero gracias al Gobierno del Estado que pone sus aportaciones a nosotros se nos hace más fácil y es una ayuda muy grande porque son hasta cinco años de no invertirle a ese motor, además te ahorra combustible, y ese es dinero que uno mejor invierte en la casa, pagas la educación de los niños; es dinero que se queda en tu bolsillo y que es para ti y tu familia”, comentó.

Además, como pescadores de especies como el pepino de mar y el mero, es indispensable para ellos contar con el equipamiento adecuado para estar seguros en altamar.

Ambos hombres han sido beneficiados con el esquema que contribuye no solo al desarrollo del estado, sino que ha respaldado a decenas de yucatecos como ellos, quienes ya no ven mermada su economía ante la necesidad de adquirir nuevos equipos  o reparar sus embarcaciones.

A través de Peso a Peso, el Gobierno del Estado apoya a los trabajadores del sector pesquero aportando la misma cantidad que ellos invierten en materiales y equipos de seguridad, lo que les permite la adquisición de herramientas e insumos a un costo accesible. Esto, junto con la entrega de motores nuevos, impulsa su economía personal y familiar.