viernes, 23 de septiembre de 2016

16:27:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de septiembre.- Más de 20 temas que marcaron etapas de su carrera artística, mismas que interpretó con la pasión, entrega y el temperamento que la caracteriza, fueron los que presentó María Teresa Gómez en su concierto “Aquí Estoy” que marcó dos momentos importantes en su vida, celebrar sus 26 años de carrera artística y reencontrarse con su público después de un receso por motivos de salud.


El teatro José Peón Contreras, imponente recinto arquitectónico, fue la sede de este reencuentro de la cantante con su público.


María Teresa, considerada una de las mejores voces de Yucatán, y una intérprete que se entrega de principio a fin en cada tema, recibió al cierre del espectáculo, que duró más de dos horas, un reconocimiento a su trayectoria de manos del empresario Enrique Vidal Herrera, director de la Revista Guía del Espectáculo de México, en el marco de los 60 años de la publicación.

Bajo la dirección del maestro Juan Martín Palacios Sánchez, María Teresa abrió el concierto con el tema “Aquí Estoy” como opening, y desde que las primeras letras salieron de su corazón, lo entregó todo.

“Recordar es volver a vivir y esta noche he querido cantarles a todos, lo que he vivido en estos 26 años de carrera, en los que he conocido a mucha gente talentosa y he vivido cosas muy lindas, como cuando me dije por primera vez que quiero ser cantante y decidí venir a esta ciudad a empezar una carrera profesional en la música”, compartió a su público, entre los que se encontraban María Medina, Angélica Balado, el tenor Eduardo Vázquez, e incluso seguidores de puerto Progreso.

Con un escenario, en cuyo fondo se proyectaron imágenes multimedia, María Teresa, toma un poco de agua y agradece el arreglo de rosas que le obsequiaron y de nuevo su pasión florece cuando interpreta “Luna” y seguidamente canta un tema de tango.

Uno de sus compositores que no puede faltar en su repertorio es Silvio Rodríguez, y con acompañamiento de piano, batería, bajo y cajón, interpreta La Maza. En ese tema, agradeció especialmente a Pedro Carlos Herrera por haber contribuido hace más de 2 años en diversificar su repertorio.

“Si no creyera en la balanza / en la razón del equilibrio / si no creyera en el delirio / si no creyera en la esperanza” canta con fuerza y los sonidos de sus instrumentistas la acompañan a la perfección.

Después de este tema, toma aliento y habla de Felissa Estrada y su época en la trova, la madre trova, como le llama. Y reconoce a su compañero musical de hace 26 años, al guitarrista Gilberto Gil Gil. Continúa con “Ojalá” también de Silvio Rodríguez, y hacen su aparición dos bailarinas de rumba flamenca. Este segmento lo hace acompañada de la guitarra del maestro Gil, el bajo de Pepe Rivera y el cajón de Rubén Gavilan.

De la trova, pasó a su etapa bohemia, acompañada del piano de Jorge Julián Gómez y el saxofón de Osmani Collado. Interpretó “Porque no me vas a querer” de Amaury Pérez. También “Donde está la vida” de Francisco Céspedes y “Comienzo y final de una verde mañana” de Pablo Milanés.

Casi en la parte final del concierto, María Teresa interpreta una sección especial de temas inéditos y de compositores contemporáneos, mismos que incluirá en su propuesta para el 2017, como “Suéltate corazón” del veracruzano Fito Haro, “Que te vaya bien” y “Día de tristeza” ambas de Isabel Saavedra.

De la compositora yucateca Angélica Balado, presentó “Tu amor lo vale todo” al ritmo de bachata y “Lloverán”, ante la presencia de la cantautora.

Y el cierre, fue un homenaje al Divo de México, Juan Gabriel, con dos temas: “Probablemente” y “Pero que necesidad” y el público se puso de pie para disfrutar el eterno talento del oriundo de Parácuaro, Michoacán, desde la voz y el talento de María Teresa, que una vez más dijo “Aquí Estoy” más fuerte que nunca. (Boletín)