viernes, 23 de septiembre de 2016

16:19:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de septiembre.- Con relación a los hechos de violencia suscitados el día de ayer en el sur de esta ciudad-capital, en los cuales fue agredido un chofer adscrito a la plataforma virtual de Uber y la unidad en la que se transportaba fue incendiada, presumiblemente por parte de integrantes del Frente Único de Trabajadores del Volante (FUTV), la Coordinadora de la Comisión Operativa Estatal de Movimiento Ciudadano en Yucatán, Silvia A. López Escoffie, reprobó de manera tajante los hechos de violencia referidos y subrayo la imperiosa necesidad de llevar a cabo las acciones que sean necesarias, primero para sancionar, sin condescendencia o laxitud alguna a quienes son los responsables tanto materiales como intelectuales de tan deleznables hechos, y segundo, para que la violencia no escale a niveles impredecibles, en perjuicio de la estabilidad y la seguridad de quienes habitamos el municipio de Mérida


López Escoffié indicó, que ya es necesario que las autoridades gubernamentales actúen de manera decidida y sin consentimientos cómplices, con el fin de que se diluya, ante la ciudadanía, la percepción que tiene de que el Gobierno del estado protege a quienes integran el FUTV, que por brindar servicios de carácter tanto político (hostigamiento y amedrentamiento de opositores políticos) como electoral (promoción de las candidaturas priistas y el acarreo de votantes el día de la elección) a los gobiernos priistas, obtienen en reciprocidad la anuencia y la protección gubernamental a las omisiones que está organización comete de manera cotidiana en el servicio concesionado que presta a la ciudadanía, tanto en Mérida como en el resto de la entidad. 


Así mismo, subrayo que ningún argumento justifica el uso de la violencia por parte de quienes hoy se quieren presentar como víctimas, ante una opción de movilidad que ofrece precios accesibles, calidad, respeto, eficiencia, comodidad, oportunidad y seguridad, y que ha sido aceptada y apoyada por los ciudadanos, quienes no encuentran en el servicio que ofrece el FUTV una respuesta que satisfaga sus necesidades de movilidad.

Finalmente, López Escoffié señaló que resulta más que preocupante el hecho de que el FUTV no se haya conformado con el hecho de amedrentar a la ciudadanía mediante el uso de la violencia, sino que ahora está amenazando con retirar de la circulación las unidades que prestan el servicio que les ha sido concesionado por las autoridades, ante lo cual, consideró que es necesario que cesen las medidas intimidatorias y que de ser necesario se les requisen las concesiones, para que estas se le proporcionen a quienes tengan una genuina y comprometida vocación de servicio para con la ciudadanía. (Boletín)