viernes, 23 de septiembre de 2016

16:50:00
MÉRIDA, Yucatán, 23 de septiembre.- Representantes de la comunidad académica y artística se dieron cita en el Gran Museo del Mundo Maya de Mérida (GMMM) en un encuentro musical y poético, para ofrecer un homenaje póstumo a la escritora Beatriz Rodríguez Guillermo.


El evento inició con la lectura del fragmento de su libro Crónica de ángeles y ciudad, a cargo de la actriz Ligia Barahona, seguida de un minuto de aplausos en honor a la autora.

Durante su mensaje, la encargada del Despacho de la Escuela Superior de Artes de Yucatán (ESAY), Gladys Cervantes Alpizar, destacó que Rodríguez Guillermo dejó testimonios y huellas profundas de su labor como poeta, narradora, periodista, investigadora, docente y gestora del arte.

Nos acompañará en todo aquello que el tiempo no le permitió consolidar, incluyendo su genio poético, su discurso alentador y siempre comprometido. Seguirá para todos los que la conocimos y queremos, más allá de la naturaleza, de los recuerdos y los homenajes, agregó.

El programa musical inició con la pieza El idilio de Sigfrido, de Richard Wagner, interpretada por la Orquesta Sinfónica “Gustavo Río Escalante” de la ESAY, bajo la dirección musical de la maestra María Elena Mendiola.

Continuó con la lectura infantil La lechuza y el ratón, a cargo de Xhaíl Espadas, quien recibió múltiples aplausos por los asistentes que llenaron el espacio, para dar pie al primer movimiento del Concierto número 2 para violín y orquesta, de Henryk Wieniawski, por parte de Amairani Guevara Díaz.

La solista demostró su capacidad técnica y expresiva en uno de los conciertos de violín más relevantes del repertorio romántico.

Posteriormente, Alejandra Argoytia leyó el poema Reinventarás la luna, y Alberto Pelisier López interpretó el primer movimiento del Concierto para violonchelo y orquesta, de Joseph Haydn. El joven dio muestra de sus capacidades artísticas en el lenguaje interpretativo en uno de los conciertos del periodo clásico. 

El homenaje cerró con la lectura de otro fragmento de Crónica de ángeles y ciudad, y la ejecución del primer movimiento del Concierto en Mi menor, de Félix Mendelssohn, a cargo de Diego Coral Hernández.

El violinista recibió varios minutos de aplausos, que dieron cuenta del trabajo realizado en la profesionalización de las jóvenes promesas artísticas, así como de la formación de nuevos públicos.

El repertorio de la Gala de Solistas fue interpretado por más de 40 músicos, estudiantes, egresados y docentes de la Licenciatura en Artes Musicales de la ESAY, donde destacaron los integrantes de la generación 2012-2016, quienes junto con Rodríguez Guillermo, son fundadores de la Orquesta Sinfónica de esta institución.

Estuvieron presentes los padres y familiares de la maestra, el director de Normatividad y Políticas Públicas de la Sedeculta, Jorge Lara Rivera; la presidenta del Patronato Pro Historia Peninsular (Prohispen), Margarita Díaz Rubio; la directora Ejecutiva del GMMM, Laura Ramírez, así como escritores, artistas visuales, escénicos y músicos.

Esa digresión fue necesaria

para llamarte con el don de lenguas y hacerte venir a este lugar,

que en su cartografía íntima

espera a que arriben tus palabras.

Beatriz Rodríguez Guillermo. (Boletín)