viernes, 8 de julio de 2016

16:36:00
Pedro Echeverría V.

1. En tanto López Obrador dice (hasta ahora) que apoyará con todas sus fuerzas la lucha de los maestros contra la funesta reforma educativa del gobierno, el tal Anaya del PAN sale en defensa del gobierno diciendo que la educación no se privatiza y condenando la lucha de los maestros que bloquean carreteras y perjudican a los empresarios. Así ha sido siempre y la mayoría de la gente no se da cuenta ni entiende esas deferencias porque es víctima de los engaños y el manipuleo de los medios de información. Los medios han profundizado en el cerebro de los pobladores el individualismo, la competencia, el egoísmo, la no solidaridad, el “valemadrismo”.

2. Sin embargo, cuando la gente se enoja no mide sus palabras; es cuando manda al carajo la racionalidad y expresa de manera elocuente sus sentimientos… y hay que dejarlos: “maricas, amanerados”. Para que piense les pido que recuerden: ¿Te olvidas, ignoras, no sabías acaso que el PAN –desde que fue fundado en 1939- es un partido de derecha, pro empresarial y clerical? ¿Ignorabas que ese año nació para combatir la llamada “educación socialista”, la expropiación de tierras que se convirtieron en ejidos, la expropiación petrolera, el ingreso a México de muchos exiliados españoles, en fin, para destruir al “gobierno comunista de Lázaro Cárdenas”?

3. Los panistas no solo niegan –ante la acusación de la izquierda de que el gobierno mexicano está privatizando todo: (tierras, petróleo, ferrocarriles, electricidad, bancos, transportes, salud, educación), sino que se dedican a aplaudir y a presionar para que desaparezca el Estado, la propiedad pública, para que todos los servicios queden en manos privadas. No es verdad que Fox, Calderón o Anaya –por ser del PAN- hayan actuado o quieran hacer cosas en beneficio del pueblo; casi todos los dirigentes panistas son empresarios u luchan por serlo por ello apoyan toda privatización. El pueblo, por el contario, busca la propiedad colectiva comunitaria.

4. Lo que ha sucedido es que desde 1982 (hace 34 años) el PRI adoptó el programa privatizador del PAN y estableció relaciones con el Vaticano; a partir de entonces EEUU y el Vaticano ejercen una dominación total en la economía y política del gobierno mexicano. ¡Dominan en México! ¿Puede olvidarse que en 1989 eran tan fuertes el presidente Reagan y el papa Juan Pablo II que lograron hacer trizas a los gobiernos de la URSS y sus satélites (que se decían así mismos socialistas pero que nunca fueron)? Con el gobierno de Carlos Salinas (1988-94) la privatización fue total, las relaciones con el Vaticano se reestablecieron y el PRI y el PAN se cogieron cariño.

5. Sin embargo ese matrimonio PRI/PAN no se dio en 1982 sino que era mucho más antiguo. El PAN fue siempre un partido subsidiado por los gobiernos del PRI desde que nació. Sólo comenzó a aparecer en política en 1964 cuando los gobiernos López Mateos/ Díaz Ordaz crearon los diputados de partido después de las grandes huelgas de los ferrocarrileros de 1958-59, de la creación del cardenista MLN (1961) y la revolución cubana (1959). Al PAN le regalaron 20 diputaciones, al PPS del oportunista Lombardo 10 y al PARM de los viejitos generales 5. Otros partidos recibían subsidios “bajo el agua”. Esa fue una gran habilidad de los gobiernos.

6. Las diferencias entre el PRI, el gobierno y el PAN no son de clase social porque ambos pertenecen o apoyan a la clase explotadora, empresarial y pro imperialista. Se pelean por cargos públicos, por dinero, por dominar en política. No llegan a arreglos para imponer la “alternancia” como en los EEUU y otros países, pero buscan imponerla para que les sea más cómodo seguir dominando y saqueando las riquezas del país. Tampoco los estadounidenses son maricas ni amanerados (también entre éstos la gente es digna) por aceptar la alternancia de dos partidos de los multimillonarios; lo bronca es otra: la sociedad capitalista que domina el mundo.

7. Yo coincido con la Coordinadora en aquello de: “Cuando el pueblo se levante por pan, libertad y tierras…” pero puta, cuando carajos. A partir del 15 de mayo los maestros y el pueblo se han levantado y bloquean carreteras, calles, plazas, edificios; pero necesitamos más, mucho más porque tenemos un gran territorio, 122 millones de habitantes y el gobierno posee las fuerzas armadas, las leyes, las cárceles, los cementerios, etcétera. Espero que nunca nos cansemos y sigamos teniendo esa gran resistencia que hemos demostrado por muchas décadas. Los gobiernos del PRI, del PAN, del PRD, del Verde, deben caer, van a caer, pero hay que ponerles un límite. (8/VII/16)