viernes, 8 de julio de 2016

21:20:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de julio.- Me da tristeza e impotencia enterarme de los comentarios que hizo la regidora del PRI, Diana Herrera Anduze, porque no conoce mi historia, he sufrido mucho para poder sacar adelante a mis hijos, he limpiado casas, realizado cortes de cabello a muy bajo costo… No se vale que sin conocer tu historia te juzguen y digan que no puedo tener derecho a mejorar mi casa –expresó Jazziel Nava García, vecina de la colonia Guadalupana.

Con lágrimas en los ojos, Nava García se refirió así a las recientes críticas vertidas sobre su incorporación al Plan Municipal de Vivienda por Herrera Anduze en la última sesión de Cabildo y su decisión de votar en contra del paquete de priorización de obras del ramo 33 a cargo del Comité de Participación Ciudadana de las obras del Fondo de Infraestructura Social Municipal de la dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento. 

Doña Jazziel tiene una pequeña hija de 11 años. También tiene otros tres, hombres, quienes no se han independizado y todos viven achocados en un cuartito. (Fotos en Facebook) 

Madre soltera, doña Jazziel, como la conocen en el rumbo, relató una larga lucha de nueve años para sacar adelante a sus cuatro hijos: Jhonatan Vázquez Nava, de 24 años Arturo Enrique de 21 años, Jan Lui de 18, y Valeria de 11.

Todos ellos, abandonados por su padre, viven en una reducida vivienda y como ella reconoce, la situación no ha sido fácil, pues carece de pensión alimenticia, servicios médicos y afrontan una difícil situación de hacinamiento, pues en la actualidad sólo cuentan con una pieza que mide 4 por 3.23 metros, la cual le sirve como dormitorio, cocina y comedor al mismo tiempo.

Para poder acomodarse, tuvo que dividir con una cortina de tela esta pieza, a fin de dar un lugar a los varones de la casa. En lo que es la sala que durante el día le sirve como estética, acomodó un hamaquero y una colchoneta que le sirve para dormir en el piso.

Doña Jazziel es una de las tantas madres solteras que han solicitado apoyo al Ayuntamiento de Mérida por medio del Plan Municipal de Vivienda para poder mejorar su calidad de vida y la de sus hijos. Su caso fue verificado por un promotor municipal y expuesto al Consejo de Participación Ciudadana donde los vecinos de la zona aportan su opinión y avalan en un documento o acta de que cada uno de los beneficiarios cumple con los requisitos adecuados, caso por caso.

La beneficiaria relató que hace varios años para obtener ingresos tuvo que capacitarse como cultora de belleza y al no tener recursos para pagar una guardería, cargaba con su hija de dos años de edad. Mientras se capacitaba se le presentó la oportunidad de obtener una beca que consistía en la posibilidad de adquirir el mobiliario para que pueda armar su propia estética.

Hoy, según dice, en su modesta estética apenas logra obtener de $150 pesos a la semana, cuando le ha ido muy bien, ya que los servicios que brinda son en su mayoría cortes de cabello por los cuales cobra entre 25 y 30 pesos.

-A veces pasan 3 días sin que salga trabajo. Por eso, tengo que salir a enseñar manicure en San José Tzal para completar mis ingresos; sin embargo, no es suficiente porque todavía tengo que sacar adelante a mis hijos.

-Invito a la regidora Diana Herrera a conocer mi casa y que vea como vivo. Seguramente después de conocer mi caso cambiará de opinión-expresó doña Jazziel.

Con el apoyo del Plan Municipal de Vivienda del Ayuntamiento de Mérida doña Jazziel podrá contar con un cuarto más en el cual piensa acomodarse con su hija y disminuir el hacinamiento en el que vive la familia.

Su caso también ya fue aprobado por el Comité de Participación Ciudadana de las Obras del Fondo de Infraestructura Social Municipal de la dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento de Mérida, en el que se aprueba el listado de obras y los beneficiarios, contando con los votos de todos los regidores integrantes de la comisión.