viernes, 8 de julio de 2016

00:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 8 de julio.- Los automovilistas que tuvieron que transitar ayer por la mañana por las calles del Centro Histórico, así como los usuarios del transporte público y peatones, sufrieron contratiempos a raíz de una manifestación en la cual decenas de personas expresaron a gritos y con pancartas, lonas y cartulinas un popurrí de demandas al parecer no relacionadas entre sí.

Profesores piden conservar sus canonjías (foto: CNTE Yucatán)

La marcha partió pasadas las 9 de la mañana del Parque de San Juan con dirección a la Plaza Grande, congregándose finalmente frente a la sede del Ejecutivo Estatal.

No quedó claro el fin de la manifestación, pues había personas que sostenían lonas y cartulinas pidiendo la liberación de supuestos "presos políticos", mientras que otras decían que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien estuvo en Campeche durante la jornada, no era bienvenido en Yucatán.

"CNTE Yucatán defendamos la plaza base ¡Zapata vive! ¡La lucha sigue!", decía otra lona.

Otros, por su parte, expresaban su disgusto por el precio de la gasolina y al luz e inclusive se hizo mención, como en muchas manifestaciones de este tipo, de los estudiantes de Ayotzinapa que desaparecieron tras secuestrar varios camiones en 2014.

La CNTE, Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación, es el sindicato secundario (no mayoritario) del magisterio mexicano y se ha opuesto a la reforma educativa aprobada e implementada durante la actual administración federal y la cual contempla, entre otros puntos, evaluar a los docentes para determinar si son competentes o no para estar frente a un salón de clases. Recientemente, dicho movimiento se alió con el líder nacional de Morena y precandidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Por varias semanas, personas afines a la Coordinadora y otras agrupaciones de izquierda han mantenido bloqueos en Oaxaca, los cuales han generado pérdidas cuantiosas al comercio de la zona y desabasto, según reporta la prensa internacional. Sin embargo, otras versiones niegan que haya tal desabasto, mas no desmienten las afectaciones a la economía de dicho estado así como las pérdidas humanas a raíz de las protestas.

Los supuestos maestros llevaron a niños a su protesta.

Entre los asistentes también hubo quienes exigían aumentos al pago de la carrera magisterial y se inconformaron por su desindexación, pues ésta afectó a sus bolsillos.

Aparte de desquiciar el tráfico, la manifestación tuvo otros perjucios pues según informó Orlando Pérez Moguel, dirigente del PVEM en Mérida, padres de familia del Jardin de Niños "Rayitos del Sol" expresaron su enojo porque al dejar a sus hijos los maestros los obligaron a ir por ellos una hora después porque se irían a la marcha.

Según consta en evidencia fotográfica, la protesta contó con gente de otros municipios.

La manifestación generó la inconformidad de gran cantidad de personas, quienes a través de Facebook y Twitter expresaron su disgusto por la protesta.