jueves, 21 de julio de 2016

15:08:00
Pedro Echeverría V.

1. No tenemos en México aún un Estado militar ni tampoco un gobierno pleno fascista. Si nos comparáramos con la Alemania de Hitler, la España de Franco y el Chile de Pinochet, todavía nos falta un poco para igualarlos. Pero no es nada difícil alcanzar y superar esa meta para un gobierno de empresarios multimillonarios que le ha crecido aceleradamente el racismo, el desprecio a los trabajadores. Esa burguesía dominante comenzó en 1994, a raíz del justo levantamiento del EZLN, contratando a cientos de miles de campesinos y desempleados para engrosar las fuerzas armadas; luego los enviaron por miles a las escuelas de entrenamiento y capacitación militar de Panamá, Colombia, Israel y EEUU.

2. Se piensa muchas veces que con la implantación de un Estado de sitio militarizado contra el pueblo se agudizará el odio de éste contra la clase dominante y se crearán condiciones de maduración revolucionaria. Sin embargo si no hay organización y unidad en las batallas, gran parte del pueblo será criminalmente perseguido por los militares y los luchadores sociales (que son los más valiosos) asesinados. Conviene al pueblo seguir “dialogando” con el gobierno para frenar un poco sus acometidas; pero es muy claro que al pueblo sólo se le respeta cuando cuenta con fuerza en las calles y plazas con enormes grados de conciencia.

3. Por ello, para no llegar plenamente al fascismo, conviene que no se rompa ese “diálogo de entretenimiento”, pero sin dejar de denunciar que el gobierno no resuelve nada cuando todo está en sus manos hacer en cinco minutos con una orden telefónica. ¿No ha demostrado la historia, desde hace más de 100 años, que basta con una orden al poder Judicial, a los gobernadores, al poder Legislativo, para que salgan inmediatamente todos los presos políticos de los últimos seis meses? Que en México hay un Estado de derecho, son puras chupadas que nadie cree. Además las leyes las hacen los poderosos de acuerdo a sus criterios y conveniencias. ¡Deje de chupar presidente, secretario, y resuelva todo en cinco minutos!

4. Los maestros de la CNTE no van a renunciar nunca a sus luchas porque si lo hicieran creo que los enterrarían vivos por los más de 500 mil que estamos protestando en las calles; la burguesía nos han madreado mil veces, pero ahora no lo harán más. Después de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, de la matanza de campesinos de Tlatlaya, de los asesinatos de Nochixtlan, así como de otras represiones ejecutadas por los gobiernos, se ha comenzado a hablar de la maduración de otras formas de lucha. Parece que al gobierno de Peña –por las tonterías cometidas- le van a estallar las cosas en las manos, así se ve y se siente. No se sabe si lo que viene será en forma de guerrillas, levantamientos populares, venganzas.

5. Hay problemas difíciles que resolver, tal como los proyectos educativos que tiene que ser obra de especialistas honrados e independientes; de estudiosos que le han dedicado años a la academia y al pensamiento honesto, así como a la consulta a cientos de miles de educadores. Pero los problemas que obedecen a órdenes represivas, clasistas, autoritarias, despóticas como presos, despidos, pagos, se resuelven con una simple contraorden. Basta con pedir perdón –como risiblemente hizo Peña Nieto- y prometer que ya no aparecerán más “casas blancas” y mil negocios más sobre inversionistas y “moches”.

6. Salinas, Gurría, Aspe, Zedillo, Calderón y por los menos 20 ex altos funcionarios mexicanos han sido contratados por empresas extranjeras y los HDP lo festejan como un triunfo de funcionarios mexicanos, como si fuera por sus conocimientos u honradez. Sin embargo es exactamente lo contrario, por haber ayudado a esas empresas a hacer grandes negocios y a saquear al país. ¿Sabe la población porque expresidentes y altos funcionarios son contratados en EEUU, España, el Reino Unido, Canadá, Francia como ejecutivos de empresas extranjera? Simplemente porque cuando gobernaron sirvieron de manera especial a la empresa y país inversionista.

7. Lo que sucede es que, si esos “diálogos” son de entretenimiento y por ello el secretario de Gobernación deja a Miranda o a cualquier otro en su lugar, entonces también los miembros de la CNTE deben enviar a sus abogados y secretarios para que sus mejores dirigentes no dejen de asistir a movimientos de masas, bloqueos, viajes a congresos, entrevistas periodísticas o la impartición de conferencias. Hay que triplicar los plantones y bloqueos porque es el único lenguaje que entiende el gobierno; el objetivo es paralizar a las grandes ciudades buscando que el pueblo se sume a nuestros apoyos; por ello también hay que tomar muchas estaciones radiotelevisivas. (21/VII/16)