sábado, 11 de abril de 2015

18:50:00
MÉRIDA, Yucatán, 11 de abril.- El Centro Municipal de Atención Nutricional y de Diabetes (Cemanud) del DIF Mérida incorporó los programas “Come y Siembra DIFerente”, “Espacio de Encuentro del Centro de Educación en Diabetes”  e “Intercambio de Medicamentos”, a su plataforma educativa, con el objetivo de reforzar los buenos hábitos de la alimentación y el cuidado de la salud de sus beneficiarios.

Ileana Fajardo Niquete, jefa del Departamento de Nutrición, informó que el programa “Come y Siembra DIFerente” se desarrollará en escuelas de nivel preescolar y primaria donde se trabajará con los niños en el fomento del huerto escolar, el reciclaje y el consumo de frutas y verduras.

—Este programa es primo hermano de “Come y Juega Diferente” —explicó—. La idea es que los niños tengan diferentes actividades que los ayuden a comprender mejor la parte de la alimentación y la nutrición.



—El hecho de que un niño conozca lo que es un huerto o a la siembra, tiene muchos mensajes para ellos desde el punto de vista nutricional —continuó—. La mejor forma de enseñarle a un niño a tener alimentos sanos disponibles  y accesibles, es aprendiendo a sembrar y luego cocinar algo simbólico.


Señaló que el Espacio de Encuentro del Centro de Educación en Diabetes está dirigido a los familiares de las personas con padecimiento diabético quienes, con apoyo de psicólogos, recibirán orientación para comprender mejor el estado de ánimo de quien porta la enfermedad.

Dijo que las personas que tienen un familiar en casa que sí tiene el padecimiento, también requieren de apoyo emocional porque muchas veces no saben cómo reaccionar con su familiar, pero una vez que entienden la situación, ayudan a que el tratamiento que recibe el paciente tenga resultados excelentes y, por ende, surge una mejor relación familiar.

Finalmente, Ileana Fajardo señaló que el programa de Intercambio de Medicamentos entre beneficiarios del programa de diabetes, permitirá que quienes tengan medicinas que no utilicen las donen a quienes las necesiten, bajo la supervisión del médico.

—Muchos pacientes nos informan que tienen medicamentos en sus casas, como insulina, hipoglucemiantes, orales etc., que les surten en sus clínicas pero que no utilizan, los cuales pueden ser de utilidad para quienes sí los necesitan y que por alguna razón no los reciben de su clínica —concluyó la nutrióloga.