sábado, 21 de abril de 2018

11:45:00
LONDRES, 21 de abril de 2018.- La Policía y los servicios de inteligencia británicos aseguran haber identificado a los "sospechosos" de la intoxicación del ex expía Sergei Skripal y su hija Yulia. Según revela The Daily Telegraph, los expertos en extraterrorismo han localizado a varias "personas de interés" que se encuentran de vuelta en Rusia y que pueden ser los responsable del doble intento de asesinato.

El diario conservador, próximo al Gobierno de Theresa May y al secretario de Exteriores Boris Johnson, no especifica, sin embargo, cuántos sospechosos ni los identifica por su nombre. Tampoco revela cómo se ha llegado hasta ellos, aunque una de las vías de investigación ha sido la lista completa del pasaje de Aeroflot en el que llegó Yulia Skripal desde Moscú el 3 marzo, cotejado con los viajeros que regresaron a Rusia en las horas inmediatamente posteriores a la intoxicación, ocurrida un día después en la localidad británica de Salisbury.

Sergei Skripal y su hija Yulia.

La investigación abierta ha llegado a la conclusión de que los Skripal fueron intoxicados probablemente al entrar en contacto con el agente nervioso novichok, rociado previamente en el pomo de la puerta de entrada a la casa del padre. La Policía británica asegura que la cuenta de correo electrónico de Yulia Skripal había sido "pinchada" hace tres años y que los servicios de inteligencia rusos seguían sus pasos desde entonces y fueron seguramente alertados de su viaje al Reino Unido.

El diario británico establece una paralelismo entre el "caso Skripal" y el "caso Litvinenko", el espía intoxicado en el 2006 con polonio radiactivo, que llegó a identificar antes de morir a los dos supuestos autores de su envenenamiento: su viejo amigo Dimitty Kovtun y el hoy diputado Andrei Lugovov, con quienes estuvo tomando un té en un hotel londinense, horas antes de experimentar los síntomas. Durante años, las autoridades británicas reclamaron en vano la extradición de los dos sospechosos.

El embajador ruso en Londres, Alexander Yakovenko, ha contraatacado por su parte acusando a Londres de violar las leyes internacionales y ocultar las pruebas del caso Skripal: "Tenemos la imprecisión de que el Gobierno británico está siguiendo la política de destruir deliberadamente la evidencia del caso".

"Considerando los hechos, tenemos más razones para calificar la situación de los Skripal como un secuestro de dos ciudadanos rusos", declaró Yakovenko en la tercera rueda de prensa con medios internacionales desde que arrancó el caso. El embajador reiteró su petición al Gobierno británico para prestar atención consular a Yulia Skripal (que abandonó el hospital hace dos semanas y se encuentra en un lugar secreto) y poder realizar sus propios exámenes médicos.

"Queremos saber si tiene buena salud y que nos diga por sí misma que no quiere nuestra ayuda", advirtió Yakovenko, que cuestionó abiertamente los resultados de la investigación de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW, por sus siglaes en inglés), alegando que se trata no de un informe "independiente" sino de "apoyo" a las autoridades británicas.

"Lo que sí averiguamos a través de esa investigación es que las pruebas de sangre de las víctimas tenían muy pocas señales de descomposición del agente al cabo de 18 días del incidente", recalcó Yakovenko, que aprovechó la ocasión para redoblar sus acusaciones contra las autoridades británicas. "Eso puede significar que la sustancia química les fue inyectada horas antes de que se les hicieran las pruebas de sangre".

Yakovenko reiteró que el agente novichok no se ha producido en Rusia y apuntó que su origen puede ser el propio laboratorio británico de Porton Down (a diez millas de Salisbury) o que puede ser de procedencia norteamericana. El embajador ruso acusó también al Reino Unido de "inventar" el ataque con armas químicas en Duma para justificar el ataque aéreo junto a Estados Unidos y Francia. Yakovenko negó la supuesta oleada de "cibertaques" rusos tras el ataque y alertó del riesgo de "cinbertaques" británicos contra Rusia. (Carlos Fresneda / El Mundo)

0 comentarios: