jueves, 4 de mayo de 2017

12:39:00
EL VATICANO, 4 de mayo de 2017.- El Papa Francisco recibirá al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el miércoles 24 de mayo a las 8:30 a.m. en el Palacio Apostólico en el Vaticano, informó este jueves la Santa Sede.

Luego de su encuentro con el Pontífice, el mandatario estadounidense se reunirá con el Secretario de Estado Vaticano, Cardenal Pietro Parolin; quien estará acompañado por el Secretario para las Relaciones con los Estados, Mons. Paul Gallagher.

Este es el primer viaje al exterior de Trump como Presidente de Estados Unidos. La gira también incluye Arabia Saudita, Israel, así como Bélgica e Italia.

Trump visitará Bruselas (Bélgica) el 25 de mayo para la cumbre de la OTAN y el viernes 26 irá a Sicilia (Italia) para el encuentro del G7.

Desde que era candidato por el Partido Republicano, Trump y el Papa Francisco han tenido desacuerdos en temas como la inmigración y el deseo del Presidente de Estados Unidos de levantar un muro en la frontera con México.

Trump asistirá también a la cumbre de la OTAN en Bruselas el 25 de mayo, así como al encuentro del G7 en Sicilia el 26 de mayo, informó hoy un alto funcionario de la Casa Blanca.

El 18 de febrero de 2016, durante la conferencia de prensa realizada en el vuelo que llevó a Francisco de regreso a Roma, tras visitar México, el reportero de la agencia Reuters, Philip Pullella, pidió al Pontífice responder sobre la política migratoria propuesta por el entonces candidato Trump.

“Una persona que piensa solo en hacer muros, sea donde sea, y no hacer puentes, no es cristiano. Esto no está en Evangelio”, expresó el Santo Padre. Luego añadió que daría “el beneficio de la duda” al entonces candidato.

Por su parte, Trump acusó al gobierno de México de usar al Papa como un “peón” porque solo ha escuchado “una parte de la historia”. Además dijo que el Pontífice es "una persona muy política" que no entiende los problemas de Estados Unidos.

El 19 de febrero del mismo año, el entonces vocero de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, dijo a Radio Vaticana que el comentario del Papa “nunca intentó ser, de forma alguna, un ataque personal o una indicación de cómo votar” y que había repetido un tema constante en su pontificado, que es el de construir puentes.

Por su parte, los obispos de Estados Unidos han tenido respuestas mixtas durante los primeros cien días de la administración Trump, criticando su plan para los refugiados e inmigrantes, y alabando sus medidas provida. (ACI)