jueves, 4 de mayo de 2017

22:09:00
CIUDAD DE MÉXICO, 4 de mayo de 2017.- Una familia que vivió ilegalmente durante 35 años entre las tumbas del Panteón Civil de Dolores, fue desalojada por personal de la delegación Miguel Hidalgo en la Ciudad de México.

Esta mañana, personal de la delegación solicitó a la familia que se retirara por invasión, a lo que la familia se negó.

Ante dicha situación, el director general Jurídico Obdulio Ávila acudió acompañado de 200 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública por lo que los ocupantes dejaron de negarse y observaron a los agentes retirar sus pertenencias y proceder con la demolición.

En tres cuartos de lámina vivían el sepulturero Rafael, Carmen, su esposo, su mamá y sus dos hijos de cuatro años.

La vivienda localizada entre las tumbas, fue desalojada y demolida por personal de la delegación Miguel Hidalgo. (Foto Especial)

Xóchitl Gálvez, jefa delegacional, acudió al desalojo y ofreció a la familia a gestionarles un departamento ante el Instituto de Vivienda (Invi).

Asimismo, declaró que había varias denuncias de robo en la zona y que no sabía si se tratara de personas "de afuera o de adentro" pero que el fin era poner orden.

El panteón no es un lugar para que la gente viva, añadió Gálvez.

La funcionaria compartió en redes sociales el video de la demolición y aseguró que se cumplió la ley. (La Silla Rota)