domingo, 14 de mayo de 2017

08:09:00
PARÍS, 14 de mayo de 2017.- Emmanuel Macron ya ha tomado posesión como presidente de Francia, después de reunirse con François Hollande en el Elíseo durante una hora, y ya se enfrenta a la dura realidad: lo que se promete durante la campaña no resulta tan fácil de cumplir.

El flamante jefe del Estado había prometido en marzo elegir un primer ministro proveniente de la sociedad civil y, preferentemente, mujer. Sin embargo, la búsqueda de un equilibrio con la derecha dentro de su propio movimiento ha impulsado las negociaciones con Los Republicanos de dónde podría salir el nombre del próximo primer ministro francés el lunes, después de la investidura de Macron.

Contra la promesa inicial, los favoritos son conocidos cargos políticos y hombres. Macron llegó esta mañana al palacio del Elíseo, donde fue recibido por su antecesor, Hollande. Aunque hubo rumores de que hoy se sabría quién será el nuevo primer ministro, finalmente se sabrá el lunes y el martes se conocerán los nombres de sus 15 ministros.

La Unión Europea (UE) será relanzada a través de una serie de políticas comprometidas con los ciudadanos, aseguró Macron al asumir la presidencia de la Quinta República Francesa.

El presidente saliente de Francia, François Hollande, saluda a su relevo en el Elíseo, Emmanuel Macron. (AFP)

"Europa será refundada y relanzada" porque "protege" a los ciudadanos, afirmó Macron en su discurso de investidura en el Palacio del Elíseo, sede presidencial en Francia.

El presidente galo más joven (39 años) en la historia afirmó que Europa "lleva por el mundo nuestros valores" y señaló que "Francia es fuerte cuando es próspera".

Luego de recibir la Gran Cruz de la Legión de Honor y el Collar Maestro de la Orden Nacional de la Legión de Honor, Macron ofreció su primer discurso como presidente de Francia, en compañía del mandatario saliente, François Hollande.

Macron fue recibido a las 10H00 en la alfombra roja al pie de las escaleras del Elíseo por Hollande, quien se encerró con el sucesor en la oficina presidencial por una media hora para comunicarle algunos secretos de Estado, entre ellos los códigos de las armas nucleares, reveló el canal France Info.

Tras asumir el cargo como presidente en un acto solemne, el nuevo mandatario ha pronunciado su discurso de investidura, que ha iniciado diciendo que los franceses han elegido "la esperanza y el espíritu de conquista". Además, ha asegurado que la Unión Europea será "reformada y relanzada" porque "protege" a los ciudadanos.

Macron ha afirmado que Europa "lleva por el mundo nuestros valores" y ha señalado que "Francia es fuerte cuando es próspera".

La nueva pareja presidencial saluda a los asistentes a la toma de posesión. (AFP)

Brigitte Trogneux saluda a François Hollande tras la reunión de éste con Macron. (AFP)

Hollande se marcha del Elíseo tras el traspaso de poderes. (EFE)

La comitiva de Macron pasa cerca de los Inválidos en su ruta hacia el Elíseo para tomar posesión como presidente de Francia. (Reuters)

Macron proclamado como el octavo mandatario de la V República Francesa por el presidente del Consejo Constitucional, Laurent Fabius. (Reuters)

El responsable militar de la presidencia de Francia, el general Benoit Puga, muestra el Gran Collar de la Legión al nuevo Presidente. (Reuters)

El desfile de Macron tras ser investido presidente pasa por los Campos Elíseos. (AFP)

El nuevo presidente ha nombrado ya a Alexis Kohler, el que fuera su jefe de gabinete en su etapa de ministro de Economía (2014-2016) como secretario general del Elíseo, una figura clave como responsable de la administración de la presidencia, según informa Efe. Kohler, que estudió como Macron en la elitista Escuela Nacional de la Administración (ENA), tiene una sólida formación económica: ha trabajado en la dirección general del Tesoro, en el Fondo Monetario Internacional y en la Agencia de Participaciones del Estado, la entidad que gestiona las empresas con capital público.

Otros nombramientos han sido los de director de gabinete en el Elíseo para Patrice Strzoda, de 64 años, también diplomado por el ENA, y que ha sido prefecto (delegado de Gobierno) además de director de gabinete del actual primer ministro, Bernard Cazeneuve; Philippe Etienne, de 61 años, hasta ahora embajador en Berlín, será el nuevo asesor diplomático de Macron; Ismaël Emelien, de 30 años, el hombre que se ha encargado de diseñar la estrategia de la campaña electoral de Macron, fue nombrado consejero especial del presidente.

Posibles candidatos a 'premier'

Respecto al nombre del primer ministro, los Republicanos siguen confiados en que las legislativas le otorguen la mayoría necesaria para forzar a Macron a instalar un gobierno de cohabitación. Divididos, una amplia parte del partido desea que las negociaciones se efectúen pasada la segunda vuelta de las legislativas, el 18 de junio, y que el trasvase a La República en Marcha -el rebautizado partido de Macron- no se produzca. Otros, especialmente el ala progresista que rodea a Alain Juppé, está más dispuesta a conversar.

Precisamente de este núcleo procede el nombre que suena con más fuerza en los últimos días, el alcalde de Havre, amigo personal de Macron y fiel seguidor de Juppé, Edouard Philippe. Su juventud -46 años- le mantiene dentro de la negociación por la ambición de renovación política que impulsa al nuevo presidente, a pesar de ser un político de largo recorrido. Philippe empezó a militar en el Partido Socialista a principios de los 90, al tiempo que terminaba sus estudios en Sciences Po y, más adelante, la famosa ENA -la Escuela Nacional de Administración, por la que pasan todos los círculos del poder político del país-. Tras dos años junto a Michel Rocard, el especialista en derecho y mercado público se pasó a la derecha en 1995 junto a Antoine Rufenacht, director de campaña de Jacques Chirac en 2002, asesor de Nicolas Sarkozy más adelante y alcalde de Havre desde el 95 hasta 2010, cuando precisamente el joven conservador le sucedió en el cargo, dejando definitivamente el sector privado donde había pasado los malos años de cosecha política.

Entre los otros cargos que podrían aspirar a jefe del Gobierno, se han barajado los nombres de otros conservadores como Christian Estrosi, presidente de la Provenza-Costa Azul, o Xavier Bertrand, presidente de la región del Norte, que declinó la alianza a la espera también de las legislativas. Si no, el tradicional líder del centro François Bayrou estaría dispuesto a asumir el cargo como el también Republicano Alain Juppé.

Otros nombres, procedentes de la izquierda como el secretario general del partido, Richard Ferrand, o Gérard Collomb, alcalde socialista de Lyon, pierden peso en vista de esta necesidad de equilibrar el barco a la derecha.

El partido anunció esta semana los nombres 428 de los 577 candidatos que presentan a las legislativas. Confían en que los huecos restantes se rellenen esta semana con conservadores tras el nombramiento del primer ministro. (María D.Valderrama / El Mundo / EFE)