domingo, 14 de mayo de 2017

20:36:00
CIUDAD DE MÉXICO, 14 de mayo de 2017.- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció un plan de 10 acciones encaminadas a mejorar la seguridad dentro de los campus, porque “una de las prioridades de la institución es salvaguardar la integridad y bienestar de todos los miembros de su comunidad”.

La Universidad, anunció en un pronunciamiento público, signado por los directores de las facultades, escuelas, institutos, centros y programas, “está inmersa en la realidad de un país en donde campean la inseguridad y la impunidad, que ocasionalmente afectan el ambiente de tranquilidad que los universitarios requieren para realizar sus labores”.

Hoy que vivimos en una sociedad violenta, indignada, desesperanzada y en la que los jóvenes se desenvuelven en un ambiente de inseguridad e impunidad, es necesario que los profesores les infundan los valores de libertad, respeto, tolerancia, negación a la violencia, progreso y paz, afirmó el rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, al encabezar la comida por el Día del Maestro.

Más aún, ante el reciente hecho inadmisible y condenable de la muerte de la joven Lesvy Osorio Martínez, el cuerpo directivo académico de la Universidad Nacional “demandó a la autoridad competente que se sigan las investigaciones que permitan su debido esclarecimiento”.

Los directores reconocieron el esfuerzo del rector Enrique Graue y anunciaron acciones a llevar a cabo.

Las nuevas medidas

Mantener vigilancia permanente en las inmediaciones y en los accesos a las instalaciones universitarias por elementos de seguridad pública.

Extender y reforzar la iluminación en distintas zonas del campus.

Ampliar el número de cámaras de seguridad en los espacios identificados como vulnerables.

Instalar nuevas y modernas bases de vigilancia.

Ubicar botones de emergencias en todos los puntos que sean determinados por las comisiones locales de seguridad.

Reforzar controles de seguridad en accesos y salidas en las redes de las distintas entidades académicas.

Controlar el ingreso a taxis sin pasaje.

Mejorar la seguridad en el transporte dentro del campus.

Incrementar la vigilancia y el patrullaje en las instalaciones universitarias durante la noche.

Continuar el combate permanente a la venta de droga dentro de las instalaciones. (UNAM / Excélsior)