domingo, 14 de mayo de 2017

16:22:00
MÉRIDA, Yucatán, 14 de mayo.- Ayer sábado, el escritor de novelas policíacas Élmer Mendoza coincidió, a pregunta de uno de sus entrevistadores, en que la existencia de la narcoliteratura resulta positiva para la sociedad.

"Hasta ahorita, ninguno de los escritores es narco", aventuró Élmer Mendoza. (Foto José Repetto)

"Absolutamente, ya basta de que ocultemos cosas bajo la alfombra", dijo, señalando que los mexicanos tienen que enterarse de la cantidad de delitos que se generan y que el narco es uno de los 30 delitos que se cometen en este país.

"Tienen que saber, y tienen que pensar en que vivimos un país donde es necesario que todos los mexicanos tenemos que ayudar a corregir ese fenómeno que es tan negativo para nosotros y tan peligroso para la vida en algunas regiones del país", señaló.

Sobre si la narcoliteratura hace que los jóvenes lean, dijo que los fenómenos de adhesión a la lectura responden a otras medidas.

Como leemos tan poco, dijo hay autores que van surgiendo, trabajan ciertos temas y de alguna manera llegan a la gente y algunos consiguen entrar en el gusto del público, a veces por el tema y a veces por otras cosas que tiene la novela que uno escribe.

Reconoció que esto es difícil y hay que trabajar con los jóvenes de otra manera.

"No estoy seguro si en otros temas, porque tampoco a los jóvenes hay que engañarlos, porque son los que en 10, 20 años van a estar ahí dirigiendo el país, dirigiendo las industrias, dirigiendo las empresas", explicó.

Mendoza precisó que no dijo que la narcoliteratura sea necesaria:

"Yo no puedo decir eso. Hay... es un fenómeno que ocurrió y ahí está ¿qué tanto va a ayudar a que la sociedad digamos, se enderece? Eso no lo podemos saber, porque además vivimos en un país donde la gente no lee", señaló.

El autor también indicó que es un tema y el tema se ha extendido también a otras disciplinas como las visuales, ópera, cine y música popular.

"Eso quiere decir que es un tema que está ahí. Es un tema que hay interés por lo que provoca, por el universo misterioso y emotivo que hay alrededor de él", indicó.

Mendoza, catedrático en la Universidad Autónoma de Sinaloa, reconoció que la mayoría de los escritores, incluyéndose, imaginan qué hay ahí porque, hasta ahorita, ninguno de los escritores es narco.

El escritor fue entrevistado ayer sábado por la mañana previo a la última jornada del Coloquio Internacional Narrativas de Violencia y Paz, respecto al cual opinó que el hecho que se haya celebrado en Mérida demuestra que los yucatecos siguen siendo una sociedad que va adelante.

"Creo que los yucatecos están demostrando que son capaces de pensar más allá y plantear los asuntos graves que actualmente ocurren en el mundo antes de caer en ellos. Eso me parece muy bien", dijo.

El entrevistado destacó que también se abordara la violencia interior, la que hay detrás de las puertas, que también es una violencia bastante grave de la que no se sabe demasiado. (José Repetto)