domingo, 14 de mayo de 2017

15:13:00
MIAMI, Florida, 14 de mayo de 2017.- Con toda la controversia en torno a la medida para deportar a los inmigrantes ilegales, imagine la sorpresa cuando los despachadores del 911 en el condado Collier recibieron la llamada de un hombre que pedía ser deportado. Ahora se encuentra en problemas con la ley y puede que se le haga realidad su deseo.

La noche del martes, los teléfonos de los despachadores del 911 sonaron repetidamente. No se trataba de una emergencia, era César Sánchez, de 30 años, quien quería ser enviado a Guatemala, de acuerdo a NBC2.

Despachador: “Ha llamado al 911. ¿Tiene una emergencia?”

César: “Estoy muy enfermo, no es una emergencia, sólo quiero que me deporten”.

César Sánchez. (Foto: Policía de Collier)

Sánchez estaba en su bicicleta por Bayshore Drive en Naples, llamando repetidamente al 911 y pidiendo ser deportado. Cuando llegaron los policías, lo arrestaron por mal uso del 911, y ahora está detenido por funcionarios de inmigración.

“Hasta enseñamos a nuestros hijos que sólo se llama al 911 en una emergencia", dijo Emily Swarts.

“Honestamente, envíenlo de vuelta entonces. Quiero decir, si eso es lo que quiere”, dijo Ashley Prior, residente del condado de Collier.

El departamento de policía de Collier dice que Sánchez todavía está en la cárcel. No está claro cuándo será entregado a los funcionarios de inmigración. (El Nuevo Herald)