viernes, 14 de abril de 2017

10:05:00
SEVILLA, España, 14 de abril de 2017.- De las 30 personas heridas y hospitalizadas, a causa de las avalanchas y estampidas registradas en la Semana Santa de Sevilla, una se encuentra grave tras sufrir una fractura de cadera de la que está siendo intervenido en estos momentos en el Hospital Virgen del Rocío, según han informado fuentes del Ayuntamiento hispalense. Se trata de un nazareno del Gran Poder de 35 años según confirma Félix Ríos, Hermano Mayor de la hermandad.

Según fuentes del hospital Virgen del Rocío se ha atendido a una treintena de personas por causas leves, como crisis de ansiedad, heridas y pequeñas lesiones.

Nazarenos de La Esperanza de Triana visiblemente afectados tras sufrir una estampida durante su recorrido procesional a su paso por el puente de Triana, anoche durante la Madrugá de Sevilla. (@st0necxld)

Ante los sucesos ocurridos durante la Madrugada en Sevilla, el dispositivo especial conjunto integrado por las administraciones, cuerpos y fuerzas de seguridad y servicios municipales y autonómico, continúa reunido en estos momentos analizando todos los vídeos y testimonios para analizar que causas provocaron las distintas «carreritas» y avalanchas vividas ayer en la capital andaluza, produciéndose el pánico entre los asistentes a las procesiones, nazarenos y bandas de música que acompañaban a los cortejos.

Antes de que tuvieran lugar las primeras carreras las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado ya detuvieron a una persona por desobediencia en la calle Pastor y Landero, en el Arenal. Posteriormente, sobre las 4.40 horas de la madrugada, fueron detenidas otras tres personas en torno a la calle Arjona por desorden público. Los detenidos llevaban objetos metálicos para hacer ruido contundente, provocar el miedo y las «carreritas».

Procesión de nazarenos.

Los detenidos están acusados de actos de vandalismo y de crear desórdenes, profiriendo amenazas, golpeando el suelo con barras metálicas para hacer ruido o hacer aspavientos para asustar a la concurrencia, al paso de las procesiones.

Una noche muy difícil de olvidar que no empañó ni la lluvia, ni el sueño, sino con las lágrimas, las caídas y el miedo de muchos seres humano y que ha terminado con la detención de al menos ocho personas por desorden público.

Elementos metálicos receptados por la Policía Local. (ABC)

A las 6 horas de este Viernes Santo fueron detenidas otras dos personas en la calle Argote de Molina siguiendo indicaciones de testigos que advertían de que estaban gritando y hacían aspavientos para provocar el pánico y las avalanchas. A esa misma hora eran detenidas otras dos personas en el Salvador porque provocar también el miedo entre quienes estaban asistiendo a las procesiones. Uno de los detenidos es un varón de origen senegalés. Algunos de los detenidos cuentan con hasta 35 detenciones previas y otros son menores de edad.

El Ayuntamiento de Sevilla asegura que el dispositivo sanitario se activo desde la primera carrera, desviándose a centros hospitalarios a 30 personas por traumatismos y crisis de ansiedad. (ABC Sevilla / La Razón)