viernes, 14 de abril de 2017

20:52:00
MEXICALI, Baja California, 14 de abril de 2017.- Medio centenar de loros y pericos de tres especies protegidas -que eran trasladados con fines de tráfico en cajas de cartón- fueron rescatados por personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) con apoyo de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

La Profepa informó que los militares que hacían un recorrido de vigilancia por el área cercana al kilómetro 176 + 50 -que tiene como destino más inmediato el municipio de Mexicali- encontraron a los ejemplares en tres cajas.

Son ocho loros nuca amarilla (Amazona auropalliata), 38 pericos frente naranja (EupsittulaCanicularis) y cuatro loros cabeza amarilla (Amazona oratrix) que estaban abandonados en la carretera Sonoyta-San Luis Río Colorado, Sonora, poco antes del retén de control y vigilancia.

Se rescató medio centenar de loros y pericos de tres especies protegidas. (Foto @PROFEPA_Mx)

Los ejemplares están enlistadas en la Nom-059-SEMARNAT-2010 y la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES), y por sus "condiciones difíciles de salud" debido a las altas temperaturas y a que presentaban signos de inanición, fueron trasladados de manera urgente al centro de atención Contacto Salvaje en Ensenada.

Personal de Profepa detectó que todas las aves requerían de inmediato ser alimentados -requieren ser alimentados continuamente dentro de dos y tres horas-.

De acuerdo con la información, los loros y pericos forman parte de especies bajo la categoría de riesgo de "peligro de extinción". La especie "Aratingacanicularis o EupsittulaCanicularis" se encuentra enlistada en la misma Norma Oficial Mexicana bajo la categoría de 2Sujeta a Protección Especial" y en regulación internacional.

Los loros nuca amarilla (Amazona auropalliata) se distribuye en México de forma puntual en el estado de Chiapas; los Loros Cabeza Amarilla (Amazona oratrix), tienen su rango de distribución natural en la costa del Pacífico desde el estado de Oaxaca hasta Jalisco, así como también en las costas del Golfo de México, con excepción de la Península de Yucatán.

En tanto, los pericos frente naranja (Aratingacanicularis o Eupsittulacanicularis), se sitúan por toda la vertiente del Pacífico desde el estado de Sinaloa hasta Chiapas.

La venta, captura, posesión, transporte o acopio ilegal de este tipo de especies de psitácidos (pericos o loros de distribución nacional) podría configurar un delito federal que puede ser sancionado con uno a nueve años de prisión y de 300 a 3 mil unidades de medida como multa, de acuerdo al artículo 420 del Código Penal Federal.

La Profepa exhorta a la ciudadanía a no adquirir este tipo de ejemplares silvestres y a denunciar su venta ilegal. (La Jornada)