sábado, 29 de abril de 2017

15:38:00
MADRID / TORONTO, 29 de abril de 2017.- La provincia canadiense de Manitoba está horrorizada. La publicación en Facebook de dos vídeos que recogen la paliza mortal que recibió una joven canadiense ha causado indignación en el país y llamadas para que la compañía de Mark Zuckerberg actúe para impedir la transmisión de delitos violentos.

Serena McKay, una joven de 19 años de Sagkeeng, una pequeña comunidad indígena del centro de Canadá con elevados índices de violencia y problemas sociales, murió durante el fin de semana a consecuencia de una paliza propinada presuntamente por dos adolescentes, de 16 y 17 años, que ya han sido detenidas y acusadas de homicidio en segundo grado, que grabaron y colgaron en la red social.

Tanto las dos detenidas como la víctima asistían al instituto de Sagkeeng, localidad que tiene unos 4,000 habitantes.

Serena McKay. (@mariamzzarella)

El cuerpo de la víctima fue hallado la noche del pasado sábado en la reserva de Sagkeeng First Nation, al este del lago Winnipeg (estado de Manitoba, sur de Canadá).

Los vídeos fueron compartidos en Facebook entre los numerosos residentes de Sagkeeng y más allá.

"Es bastante desalentador, por supuesto, para la comunidad", dijo el líder de la comunidad indígena Derrick Henderson. "No tenemos ni idea de lo que pasó".

El miércoles, la Policía Montada de Canadá declaraba que está revisando los dos vídeos que recogen la brutal paliza que recibió McKay y que provocó su muerte.

Uno de los vídeos, tomados con un teléfono móvil, muestra a una persona calzada con unas botas que propina repetidas patadas a una mujer que trata de protegerse la cara ensangrentada con la mano y el brazo mientras otra persona salta sobre la víctima y la tira del brazo y las piernas.

Durante la paliza se oye a las agresoras lanzar insultos a la víctima, diciéndole que la van a matar.

La mujer que encontró el cadáver ha relatado a la Policía que fue "muy inquietante" verla, ya que el cuerpo de la víctima se encontraba en tal estado que se le hizo imposible "reconocerla como un ser humano".

Henderson ha solicitado a Facebook que borre los vídeos que muestran con claridad el ataque y los golpes y patadas en la cabeza que recibió McKay. "He solicitado a Facebook y a la Policía que borre el vídeo, cueste lo que cueste. Es difícil una vez que está ahí. Pero debe existir algún mecanismo", declaró Henderson a la radiotelevisión pública de Canadá, CBC.

Fueron los propios compañeros de McKay los que advirtieron a la dirección del instituto que alguien había subido vídeos en Facebook que recogían la paliza.

La directora del instituto, Claude Guimond, tras comprobar la veracidad de las alegaciones, alertó a la Policía Montada de la existencia de los vídeos en Facebook. La red social ha respondido que está investigando el asunto. "Es una tragedia terrible y nuestros corazones están con la familia y los amigos de la señorita McKay", aseguró una portavoz de Facebook a International Business Times en un comunicado. "No hemos podido localizar el vídeo en Facebook, y estamos trabajando con la policía mientras investigan", continúa la nota. (El Mundo)