sábado, 29 de abril de 2017

10:32:00
Axel García Burgos*

El proceso de fertilización entre una célula masculina (espermatozoide) y una célula femenina (óvulo), de tal manera que a través de la animación muestra la formación de un nuevo organismo humano.

Este mismo proceso se lleva aproximadamente nueve meses para la formación de este nuevo ser. Es una formación complicada desde el principio, que se irá mencionando en el tema, ya que envuelven características además de sociales, humanas, y también biológicas, en las cuales puede haber fallas, que pueden ser determinantes en la vida del producto.

Todo empieza desde el mundo que más trecientos millones de espermatozoides entran a la vagina, éstos son llevados por una corriente protectora en la cual podría decirse que se encuentran “nadando” en el líquido seminal, a través de este mecanismo de transporte, básicamente comienzan el trayecto para llegar al óvulo, por lo visto en el video, es un gran número de células masculinas las cuales entran, el motivo es que aseguran la reproducción y la formación del producto. 


Pasan el cérvix, normalmente este canal se encuentra cerrado, pero mientras existe el proceso de ovulación, se encuentra abierto por algunos días, la cuestión interesante es cómo el proceso se va dando de una forma natural en conjunto, las mismas contracciones del músculo uterino van “empujando” a los grupos de espermatozoides con el fin de llegar a su destino, claro existen siempre los numerosos grupos, los cuales van disminuyendo a medida que va avanzando a las Trompas de Falopio, cabe mencionar que es un punto crítico, debido a que quedan la mitad del número que ingresó al cuerpo de la mujer. Mientras tanto, el óvulo se encuentra ingresando para encontrarse con los espermatozoides con la ayuda de los cilios que la van empujando, en este mismo contexto los espermatozoides a través de una sustancia se van impulsando y se hacen más activos, con más velocidad para finalmente llegar.

Finalmente llegan al lugar donde se encuentra el óvulo solamente una docena de espermatozoides y entran a la zona pelúcida, de tal forma que buscan hacer contacto con la superficie y la primera célula que lo hace fertiliza al óvulo, por lo cual sus membranas se fusionan y al mismo tiempo, no permite que los demás espermatozoides sobrantes hagan la misma acción y pueden penetrar. De la misma manera, afuera del óvulo no pueden entrar más al ovulo. Dentro del núcleo, se va realizando el proceso de organización para que la información del óvulo y el espermatozoide, por medio de los cromosomas, los cuales son 23 del óvulo y 23 del espermatozoide, suman 46 cromosomas.

El material genético va realizando el proceso de juntar las características provenientes de los dos progenitores como el color de los ojos, piel, características propias. A su vez, ya fecundado, el óvulo es trasladado al útero por medio de los cilios en los cuales tardará aproximadamente nueve meses para el nacimiento del nuevo ser.

En este mismo proceso ya vimos las fortalezas, sin embargo existen complicaciones en este proceso de formación del nuevo ser humano y de cualquier mamífero. Primero es la entrada, uno de los factores es el medio donde se da la fecundación, en la vagina, una de sus características es el medio inhóspito para los espermatozoides, en este caso, su pH, el cual es ácido para las células masculinas, es un medio de protección, solamente que no diferencia, causando que un número considerable perezca en esta zona, ahora mencionando las fases siguientes, los espermatozoides van en el trayecto llegando a la zona del cérvix, es una zona difícil de acceso para los espermatozoides, es un trayecto bastante estrecho para el movimiento de éstos, aún así los movimientos del sistema reproductor de la mujer por medio de contracciones ayudan, el sistema inmune por medio de sus células defensivas ataca a gran parte de las células masculinas, ocasionando que exista una baja considerable, dejando la mitad del grupo que originalmente entró.

Dadas las circunstancias, los espermatozoides siguen su trayecto para encontrarse con el óvulo, y van en contra del gradiente de movimiento del mismo útero, ocasionando que tengan un plus que los impulsa a seguir en el camino, al llegar al óvulo, en la zona anteriormente mencionada, algunos no llegan al cometido de entrar al núcleo del óvulo, debido a que solamente un espermatozoide llegará a fecundarlo. Ya dado el proceso de la fecundación, la zona pelúcida ocasiona que exista el cierre de las puertas del óvulo, además de atrapar a los demás espermatozoides, digiriéndolos.

Al mismo tiempo, existe el proceso complejo de reorganización de los cromosomas, es en este proceso, donde pueden existir ciertos factores tanto externos como internos que pueden llegar a modificar este procedimiento, tanto agentes genéticos como ambientales y teratogénicos los cuales pueden llegar a ser perjudiciales en el proceso de organización del material genético, ya formada la nueva célula (cigoto), se va moviendo al útero, para su crecimiento y desarrollo, en un proceso complejo de aproximadamente nueve meses, donde pueden existir riesgos tanto de afuera como dentro, tales como alimentación, consumo de productos tóxicos, traumatismos que pueden llegar a ser perjudiciales para la formación de este nuevo ser en desarrollo, de tal manera que la madre está en este proceso complejo durante este período de tiempo, de igual forma el proceso de nacimiento, en lo cual requiere de la habilidad de profesionales para su correcto manejo y desarrollo ya en la vida y formación de la nueva persona.

Es un proceso tanto biológico, social y reproductivo que requiere una atención específica y un manejo especializado para la integración del ser humano para todo el uso de sus funciones integrales.

*Estudiante de la Universidad Anáhuac Mayab