jueves, 13 de octubre de 2016

19:46:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de octubre.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) inició procedimientos administrativos contra los propietarios y patrones de las embarcaciones “Il Massimo” y “Bisho”, por fondear y permanecer en la zona núcleo del Parque Nacional Arrecife Alacranes (PNAA) en el estado de Yucatán.

Derivado de las investigaciones que realiza esta dependencia federal respecto a los recientes sucesos ocurridos en dicha Área Natural Protegida (ANP), precisó que dichas embarcaciones violaron el plan de manejo y conservación del parque arrecifal.

Asimismo, se constató que “Il Massimo” y el “Bisho” carecían de autorización de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), para realizar actividades de recreación en vehículos acuáticos y fondear en áreas específicas de esa área marina.


El Programa de Conservación y Manejo del Parque Nacional Arrecife Alacranes (PNAA) sólo permite los aterrizajes o embarques en la denominada Isla Pérez, lugar diferente a donde se registraron los incidentes en cuestión.

Por lo anterior, los responsables pueden ser sancionados igualmente que en el caso anterior, con una multa que va de los 50 a los 50 mil unidades de medida y actualización, según lo establecido en la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LGEEPA).

El Parque Nacional Arrecife Alacranes fue decretado el 19 de julio de 1996 con una superficie de 333,786 ha, se caracteriza por ser un área importante de sitios de anidación y descanso de aves marinas que cruzan la ruta del Golfo de México, con gran riqueza biológica, que cuenta con cinco islas arenosas (Isla Pájaros o Blanca, Isla Chica, Isla Perez, Isla Muertos o Desertora e Isla Desterrada)

En el Parque Nacional sólo se permiten actividades turísticas y recreativas en zonas específicas, no incluidas en zona núcleo.