jueves, 13 de octubre de 2016

08:57:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de octubre.- La planeación urbana y la coordinación entre los diferentes niveles de gobierno para regular el crecimiento de las ciudades, son dos aspectos que se enfatizan en la Ley General de Asentamientos Humanos, Ordenamiento Territorial y Desarrollo Urbano que aprobamos hoy en la Cámara de Diputados, afirmó el diputado federal Jorge Carlos Ramírez Marín.


En su intervención en tribuna, en sesión plenaria en el Palacio de San Lázaro, el legislador yucateco puso el ejemplo de Mérida para ilustrar el crecimiento horizontal, explosivo, de las ciudades, pues, dijo, la capital yucateca tiene hoy 24 mil hectáreas ocupadas, pero hay solicitudes de fraccionamientos por 11 mil hectáreas más y tierra vendida por otras 20 mil hectáreas.

"Eso significa que en solo unos años, Mérida podría verse duplicada, sin orden, sin una planeación.

Algo similar sucede en todos las ciudades del país, por eso esta Ley incluye un decálogo de principios para que desde cualquier ámbito tengan que ser éstos los que dirijan la planeación y el desarrollo urbano", subrayó el diputado.

El vicecoordinador del Grupo Parlamentario del PRI aseguró que “el futuro de todos está en las ciudades”, de ahí que la discusión y aprobación de la Ley General de Asentamientos Humanos, que se armonizó con los ordenamientos internacionales en esta materia, será una útil herramienta para mejorar las condiciones de vida de millones de mexicanos.

El político yucateco destacó que una de las bondades de la legislación es que es resultado de las aportaciones de todos los partidos políticos representados en el Congreso.

En este sentido, explicó que la Ley que quedó aprobada luego de una larga discusión, beneficiará a la población que vive en las ciudades, que actualmente suma el 78 por ciento de los habitantes de México.

“Dicen que las ciudades han sido el invento más grande y el avance más importante de la civilización, lo que podemos saber es que la ciudad marca una impronta en la vida de cada persona, y cada persona en mucho es y hace lo que su ciudad es y hace”, resaltó.

Ramírez Marín enfatizó que la planeación urbana debe ser la base de los crecimientos en las ciudades, de ahí que la legislación garantiza que esto se lleve a cabo.

Asimismo, indicó que es importante que esta Ley perfeccione el concepto resiliencia, pues además de prevenir y reducir cualquier riesgo, se establece la capacidad para afrontar las consecuencias de ocurrir alguno.

Finalmente, el diputado federal agradeció de nuevo la aportación de todos los partidos políticos en la construcción de la Ley, así como del acompañamiento y asesoría de las dependencias de gobierno relacionadas con el tema. (Boletín)