jueves, 13 de octubre de 2016

22:44:00
MÉRIDA, Yucatán, 13 de octubre.- Como diputado local, Elías Lixa Abimerhi no es más que el caballero de espadas (una manera amable de decir perro de ataque) de Raúl Paz Alonzo, su coordinador en el Congreso, pues él tira los madrazos mientras, la gran mayoría del tiempo, su bancada observa pasivamente, con la notoria excepción de la diputada Beatriz Zavala Peniche, quien incluso sus detractores reconocen supera en experiencia a los 7 diputados que la acompañan... combinados.

Elías Lixa con su jefe Raúl Paz en un evento (foto: José Repetto / Archivo)

Lixa, nos comentan, es un joven oportunista de su profesión, pues el nivel académico del resto de la bancada deja mucho que desear y "en el país de los ciegos, el tuerto es rey".

Tal como se ha comentado desde que era regidor, pues anteriormente nadie lo conocía, el mencionado maltrata a sus empleados -aunque se dice trata menos mal a los hombres- y a la gente en general, es elitista a pesar de que todos sus logros políticos han sido al calor de algún padrino -a quien luego traiciona y descarta como basura- y soberbio no por méritos sino por su ascendencia y el estatus socio económico que le dieron sus padres por nacimiento.

Lixa es "el consentido en la bancada", pues se dice incluso recibió una buena parte del negocio de Uber mientras a los demás sólo les llegan migajas.

Que vengan de dinero no significa que no quieran más, pues se comenta su padre fue proveedor del Ayuntamiento en la pasada administración, cuando Elías era regidor, y su hermano ha tenido obras con la Comuna.

Continuará... (José Repetto)