jueves, 13 de octubre de 2016

16:25:00
Mensaje del Arzobispo de Yucatán por los hermanos damnificados de Haití

A todos fieles de esta querida Arquidiócesis de Yucatán: ¡Pax!

Muy queridos hermanos y hermanas, les saludo con afecto deseándoles todo bien en el Señor. Todos conocemos las tristes noticias que los medios y redes sociales nos traen de Haití. El paso del huracán Matthew azotó de manera agresiva, contundente varias regiones de aquella isla, especialmente en la parte sur. La fuerza de este huracán, que llegó ahí a la categoría 4, agredió a la ya pobreza crónica que sufre aquel país hermano.

No podemos menos que unirnos en oración al dolor de aquellos familiares que han perdido a seres queridos. Las últimas noticas nos hablan de más de novecientos muertos y de miles de familias completas que perdieron absolutamente todos sus bienes. Incluso en algunas zonas existe el temor de organizaciones no gubernamentales de que la crisis humanitaria se agrave por las inminentes epidemias y la pérdida absoluta de miles de hogares.

Esos hermanos son hoy el Cristo sufriente que nos interpela. Haití se convierte hoy en el hermano golpeado, sufriente, herido y abandonado en nuestros caminos que requiere de la acción de samaritanos que, conscientes de aquel sufrimiento, se muevan eficazmente por el herido del camino.

Invitamos a todas las personas de buena voluntad en este Año de la Misericordia, a unirse de manera solidaria al auxilio de aquella nación del Caribe. Lo pueden hacer en la colecta de este próximo domingo 16 de octubre en todas las misas que se celebren para el cumplimiento dominical, de la cual el 50% se destinará a nuestros hermanos de Haití. Además ponemos a su disposición la cuenta bancaria de nuestra “Cáritas Nacional” recordando que los donativos son deducibles de impuestos.

BBVA Bancomer

A nombre de: Cáritas Mexicana I. A. P.

Numero de cuenta: 0123456781

CLABE INTERBANCARIA: 012 180 00123456781 5.

De requerirse recibo, favor de enviar sus datos fiscales y comprobante de depósito al correo:

emergencias@ceps.org.mx Tel. 01 (55) 5563 1604 y 01 (55) 5563 6543.

Haití siempre ha estado en el corazón de México. Recordamos nuestra cercanía con este pueblo hermano que en el año 2010 sufrió los horrores de un tremendo terremoto. Es éste un buen momento para demostrar con ellos nuestro ayuda fraterna y solidaria.

Que María Madre de Misericordia, en su advocación de Nuestra Señor de Izamal, ayude, ampare y acompañe al este pueblo hermano en estos momentos duros y difíciles.

Dado en el Arzobispado de Yucatán a los 12 días del mes de octubre del año 2016, Año de la Misericordia.

+Gustavo Rodríguez Vega

Arzobispo de Yucatán