martes, 20 de septiembre de 2016

12:44:00
LOS ÁNGELES / BRAD PITT, 20 de septiembre.- Brad Pitt y Angelina Jolie se han separado y se supone que en esta historia triste hay una persona feliz: Jennifer Aniston. La actriz de Friends ya se pronunció en una entrevista en Vogue hace años. "Lo que hizo Angelina no estuvo bien. Te aseguro que yo no tenía ni idea de lo que estaba pasando en el rodaje de Sr. y Sra. Smith", señaló Aniston, que estaba casada con Pitt mientras este ya empezaba su relación con Jolie en el rodaje de aquella película, en 2005.

Aniston no se ha pronunciado todavía sobre la separación de su ex, pero los asiduos a las intimidades de los famosos ya han dictado veredicto. Están con ella. Se puede comprobar, por ejemplo, en Internet.
Luego de conocerse la noticia del divorcio entre la cotizada pareja de Hollywood, en las redes sociales no fue omitido el hecho de que Jeniffer Aniston debe estar ‘brincando de la dicha’ con tal anuncio.

Espontáneamente la gente está compartiendo breves vídeos (lo que se conoce como gif) y fotos sobre lo feliz que está hoy Jennifer Aniston. Algunos vídeos llevan el siguiente texto: Jennifer Aniston right now (Jennifer Aniston justo ahora mismo). Todos han mirado con el ceño fruncido a la pareja Pitt-Jolie durante sus doce años de relación. La mayoría se puso del lado de Aniston. Y, ahora, ella es la que ríe.

Cabe recordar que Angelina y el atractivo actor decidieron casarse apenas en 2014, en una ceremonia que tuvo lugar en el Chateau Miraval, la residencia que tienen en la Provenza francesa.

Se trataría del tercer divorcio para Angelina, quien se casó en 1995 con el actor Johnny Lee Miller y contrajo nupcias por segunda vez con Billy Bob Thorton. Para Brad Pitt es el segundo, quien estuvo casado con Jennifer Aniston desde el año 2000 hasta 2004.

Los comentarios en redes sociales no se han hecho esperar. Y para los usuarios de Twitter la más feliz con esta noticia es Jennifer Aniston, ex de Brad Pitt. 

Publica el periódico catalán La Vanguardia: La leyenda con sobredosis de azúcar de la etiqueta ‘Brangelina’ que unía una de las parejas, a priori, más sólidas de la industria de Hollywood podría tener las horas contadas, y quedar relegada a la nostalgia de artículos históricos de la prensa rosa. Y es que, según informa el portal TMZ Angelina Jolie habría pedido ya la demanda de divordio a Brad Pitt, tras dos años de matrimonio- se casaron en privado en la aldea francesa de Correns- y doce años de convivencia tras conocerse en el rodaje de la película Sr y Sra Smith (2005). La noticia también ha sido confirmada minutos más tarde por la cadena CNN.

Según asegura la publicación, Jolie ha pedido el divorcio alegando “diferencias irreconciliables” y habría solicitado la custodia de sus seis hijos, de los cuales tres son en común con el actor. En los papeles de la separación, a los que TMZ habría tenido acceso, sale el 15 de septiembre de 2016 como fecha oficial de la separación. La actriz quiere la guarda y custodia de los seis hijos, por lo que Pitt solo tendría el derecho legal a la hora de verles. De hecho, el abogado de la pareja, Robert Offer, ha asegurado que la decisión se ha tomado en beneficio de “la salud de la familia”.

El actor se divorció de Jennifer Aniston tras rodar con Jolie la película de espías en 2005. Con ella ha tenido tres hijos biológicos en común, los mellizos Vivienne y Knox Leon, de ocho años y Shiloh, de diez. La actriz, que ya tenía adoptado a Maddox, hizo lo propio, ya en compañía del actor, con Zahara y Pax Thien.

Hasta el día de hoy, los rumores sobre un posible divorcio ya habían hecho acto de aparición en algunas ocasiones en la prensa rosa, como cuando salieron a la luz el pasado mes de febrero unas imágenes de Pitt en actitud cariñosa con Selena Gómez. Jolie no tardó en desmentir los rumores y comentaba en la revista Yo Dona que estaban muy unidos.

Jolie y Pitt volvieron a trabajar juntos, esta vez ella también como directora, en la película By the sea (2015), una historia en la que un matrimonio atravesaba una fuerte crisis en su relación. Durante la rueda de prensa, la hija de Jon Voight aseguró que su matrimonio se vio fortalecido después de ese rodaje intenso. “Queríamos ser valientes y probar. Y al final salimos fortalecidos de la experiencia. Yo diría que estamos incluso más unidos después de habernos asomado juntos al abismo en una película. Cualquier proyecto de trabajo entre marido y mujer te afecta, y más aún si te obliga a examinar tu propia relación”, finalizó.

Su boda estuvo alejada de grandes pompas o invitados famosos. Se celebró en secreto en la finca Chateau Miraval, una propiedad de ambos en la Provenza francesa y, según la revista People, tan sólo acudieron una veintena de amigos y familiares. Era la tercera boda de la actriz y la segunda del actor. Sus seis hijos llevaron los anillos y a la novia al altar y decoraron su vestido. Ambos habían asegurado en varias ocasiones que se casarían cuando los homosexuales y las lesbianas también tuvieran derecho a hacerlo en Estados Unidos.

Un año antes de la boda, Jolie ocupó las portadas de los periódicos al contar que se había hecho una doble mastectomía de forma preventiva, debido a los casos de cáncer de pecho que había en su familia. Su madre falleció por cáncer en 2007 y su tía en 2013. Ambos están comprometidos con causas sociales y humanitarias y la actriz es enviada especial de la organización de la ONU para los refugiados, Acnur.

Lo que está claro es que el proceso de divorcio puede resultar muy complicado, ya que Angelina y Brad firmaron un contrato prenupcial por el que en caso de divorcio por infidelidad de uno de los cónyuges, el ‘infiel’ renunciaría a la custodia de los seis hijos de la pareja.