martes, 20 de septiembre de 2016

15:01:00
MÉRIDA, Yucatán, 20 de septiembre.- Silvia López Escoffié, coordinadora estatal de Movimiento Ciudadano en Yucatán, se expresó cien por ciento a favor de las corridas de toros, destacando la importancia de su preservación pues son una tradición y costumbre arraigada del pueblo yucateco.


Al respecto, opinó que la recomendación de la Codhey para que los Ayuntamientos prohíban la entrada de menores de 12 años a estos espectáculos atentan no sólo contra esta usanza sino contra los derechos de la población, por lo cual llamó a los Municipios a no dejarse influenciar por esta mala medida que es completamente anticonstitucional y podría ser apelada ante instancias superiores.

Silvia López explicó que el derecho a la educación de los hijos pertenece a los padres y si éstos consideran llevarlos al box, canto o a cualquier espectáculo cultural, artístico o deportivo están en su derecho.

Lo mismo, señaló, si desean que sus hijos vean la fiesta brava o aprendan a ser parte de la misma.

"De ninguna manera debería de influir la Comisión de Derechos Humanos con los Ayuntamientos para prohibir esta situación", dijo.

"La tauromaquia para nada alienta, como dicen, la violencia", indicó, explicando que Yucatán, Aguascalientes e Hidalgo están entre los estados con menos violencia en el país y al mismo tiempo son los 3 con más tauromaquia en su historia.

La coordinadora de Movimiento Ciudadano sostuvo que la recomendación de la Codhey también atenta contra los usos y costumbres, pues en todos los poblados de la Península se acostumbra hacer el ruedo. No sólo se celebra en las cabeceras sino igual en comisarías para las ferias y fiestas en honor a los santos patronos.

Los pobladores, explicó, están esperando todo el año la fiesta y ya están bien organizados para seguir su tradición, por lo cual el que no pudieran llevar a sus hijos sería un daño y molestia para las familias.

Silvia López denunció la postura de ciertos políticos que no se atreven a manifestarse en contra o a favor, señalando que la oposición a la fiesta brava se ha vuelto más una moda, producto del desconocimiento en muchos casos de lo que es la tauromaquia.

En este punto, explicó que las corridas de toros tienen un origen histórico y que el toro de lidia existe y es criado exclusivamente para este tipo de eventos.

El toro muere en un combate con condiciones de franca igualdad con el torero y con mucha dignidad, pues se le pone un nombre, pesa y honra. Inclusive hay toros que son indultados y algunos que pasan a la historia. Es un deporte y una tradición.

En contraste, señaló que en los rastros los animales son maltratados, lloran toda la noche y nadie dice absolutamente nada. Esto es lo contrario, observó, al trato dignificado que recibe el toro de lidia.

En este punto, opinó que los grupos animalistas se están confundiendo, porque una cosa es tener una mascota y denunciar el maltrato a éstas y otra pretender abolir el motivo para el que fue creada una raza de toros como es la de lidia.

Silvia López dejó muy clara la diferencia entre las corridas de toros y los eventos donde los caballos son destripados, expresándose en contra de que se destripe cualquier tipo de animal.

Mencionó que participó desde niña en las corridas de toro en Tepakán, destacando entre los muchos aspectos que hacen bella a esta tradición, como el tener un caballo y montura y salir al ruedo. (Boletín)