viernes, 29 de julio de 2016

18:26:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de julio.- En un hecho inusual en lo que va de la actual administración municipal, los ocho regidores de oposición votaron ayer jueves a favor de bajar del orden del día la propuesta para modificar el contrato de comodato con Fundación Bepensa, el cual tiene por objetivo permitir a dicha empresa establecer espacios para comercializar alimentos y bebidas en el parque a su cargo, Jardín Bepensa, en el Fraccionamiento Yucalpetén.

Momento en el cual los 8 regidores de oposición coincidieron en su voto a favor de bajar el punto de acuerdo (foto: José Repetto)

Sin embargo, dicha propuesta no prosperó gracias al voto en contra de los 11 regidores del PAN, por lo cual se aprobó el punto de acuerdo originalmente planteado.

La regidora Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano, señaló que en el seno del Consejo de Desarrollo Urbano, que sesionó ese día, se estuvo debatiendo la adopción de espacios públicos para estos fines.

Uno de los puntos que presentó debate y quedó para su posterior análisis, indicó, son las prerrogativas que las empresas privadas que atienden los parques deberían tener o no, de acuerdo al sentido de ciudad que el Ayuntamiento quiera plantear, si se podría hacer uso de publicidad y qué actividades podrían o no realizarse en este marco, así como la venta o no venta de algunos productos.

La mayoría de los que hablaron en ese punto, dijo, advirtieron sobre la posibilidad de que luego las empresas privadas se sientan dueñas para hacer uso del espacio y usar sus propios criterios que normen los parques.

La propuesta presentada en Cabildo, dijo, tiene el objetivo de darle esas prerrogativas a Bepensa cuando hay un contrato vigente, el cual fuera aprobado por un plazo de 100 años en su momento.

"Si nosotros estamos hoy pretendiendo aprobar lo que en un consejo no se está validando, lo que en un proyecto que este ayuntamiento está realizando todavía no acaba de aceptar, me parece que no es correcto y no es congruente", expresó Romero Bastarrachea.

Por ello, la regidora llamó a no votar este punto y esperar unos meses a que el Consejo de Desarrollo Urbano, la Unidad de Desarrollo Sustentable y la Dirección de Desarrollo Urbano acaben de definir qué rumbo van a darle al tema.

"No tenemos por qué correr a aprobar hoy algo que va a definir este uso los próximos 90 años", señaló.

En respuesta, la secretaria municipal María Fritz Sierra indicó que la empresa está solicitando poder disponer de una parte del espacio para subarrendar a cualquier negocio que quisiera dar un servicio para los que ahí acudieran y disfrutar más de estos espacios.

Adicionalmente, señaló que los frutos de esa autorización que se les está dando serían destinados al mantenimiento de esas áreas.

"No va a haber una comercialización con gananciales", indicó.

Mauricio Díaz Montalvo, coordinador de la bancada panista, indicó que la empresa no tiene la discrecionalidad de decidir qué van a poner ahí, pues estos espacios serán para alimentos y bebidas, cosa que ya se hace en los parques de la ciudad.

"Hacerlo de manera más regulada yo creo que es algo positivo", dijo, señalando que esto le da más atractivo al área y trae un beneficio para los ciudadanos.

José Luis Martínez Semerena, también del PAN, señaló que en el Consejo de Desarrollo Urbano dio como ejemplo el caso del Jardín Bepensa, el cual tiene un costo de mantenimiento de 70 a 80 mil pesos, y este ingreso servirá para que puedan seguir dándose los servicios y conservar este espacio.

El edil opinó que no se está yendo en contra de lo que el Consejo presenta pues se iría en este sentido con otros parques, invitando a otras empresas a que se sumen y apoyándolas con este tipo de convenios para que tengan fondos y den mantenimiento a estas áreas.

Tonatiuh Villanueva Caltempa, del PRD, coincidió con el planteamiento de la regidora Milagros Romero de bajar este punto de acuerdo y esperar ver lo que determine el consejo sobre qué puede hacer cada tipo de parque.

Votaron a favor de bajar el punto de acuerdo del orden del día la regidora Milagros Romero, los 5 regidores del PRI, el regidor Tonatiuh Villanueva y Octavio Carrillo Pérez, de Morena.

Esto no fue suficiente, pues los 11 ediles del PAN votaron en contra, por lo cual se descartó la propuesta de Romero y se procedió a la votación del punto de acuerdo original para modificar el contrato, el cual fue aprobado por mayoría, con el voto a favor de los regidores de Acción Nacional, los 5 del PRI y el edil de Morena y en contra de la regidora de Movimiento Ciudadano y el del PRD. (José Repetto)