viernes, 29 de julio de 2016

10:31:00
DAMASCO / BEIRUT, 29 de julio.- En las últimas 24 horas, siete hospitales de campaña y un banco de sangre establecidos en la ciudad siria de Alepo y sus alrededores han sido golpeados por los bombardeos de la aviación de combate rusa y del régimen de Bashar al Assad. Esto fue informado por un grupo de médicos locales, la Asociación Médica Independiente, citada por ANSA.

Según la asociación, en uno de los raids ha perdido la vida un niño de tan sólo dos días, que nació en un hospital pediátrico en el este de la ciudad sitiada. El bebé murió por un corte de la energía eléctrica que interrumpió el suministro de oxígeno. Es la segunda vez que este hospital es bombardeado en los últimos nueve días, ha precisado el grupo de médicos sirios. La asociación advirtió que los cuatro hospitales afectados -el Hospital Pediátrico, el Al Bayan, el Al Zahraa y el Al Daqaq- podrían verse obligados a suspender sus actividades debido a la escalada de los bombardeos.

Voluntarios sirios socorren a civiles víctimas de los bombardeos en Alepo. (AFP)

Y un hospital de maternidad a cargo de Save the Children en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria y en una zona bajo el control de los rebeldes, fue bombardeada y gravemente dañada durante un ataque aéreo: lo denunció a través de Twitter la misma organización no gubernamental con sede en Londres, también citada por la BBC. Hay víctimas, todavía no está claro cuántas.

Ataques de la Coalición de Estados Unidos matan a 28 civiles

Ataques aéreos en el norte Siria de la coalición liderada por Estados Unidos mataron a 28 civiles, entre los que había siete niños, según dijeron el viernes activistas sirios.

Aviones de la coalición atacaron el jueves por la noche el pueblo de Al-Ghandour, indicó el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña.

En los ataques murieron otras trece personas y el Observatorio no pudo determinar si se trataba de civiles o combatientes del grupo EI, indicó el jefe del grupo, Rami Abdurrahman. Al Ghandour se encuentra 24 kilómetros (15 millas) al noroeste de Manbij, un punto clave en la red de ciudades controladas por el grupo extremista EI en Siria y en la ruta de suministros a su capital de facto, Raqqa.

La coalición internacional no hizo comentarios en un primer momento sobre las cifras de víctimas civiles. La noticia llegó una semana después de que bombardeos también atribuidos por activistas sirios a aviación estadounidense mataran al menos a 56 civiles en territorio del grupo EI en el norte de Siria.

La zona de Manbij ha sufrido extensos combates entre extremistas del grupo EI y fuerzas curdas respaldadas por Estados Unidos, que han avanzado al abrigo de bombardeos de la coalición que lidera Estados Unidos. La localidad está sitiada por fuerzas de liderazgo curdo.

Las fuerzas curdas pudieron evacuar el jueves a mil civiles de Manbij, indicó Mustafa Bali, un activista de medios locales que vive en la ciudad de Kobani.

"Ha habido mucha presión sobre los milicianos en Manbij", dijo Bali.

El Mando Central de Estados Unidos (CENTCOM, por sus siglas en inglés), responsable de las tropas estadounidenses en Oriente Medio, dijo el jueves que la coalición había realizado ataques aéreos en la zona de Manbij en las 24 horas anteriores, y dijo estar investigando noticias sobre víctimas civiles.

No estaba claro si los ataques mencionados por CENTCOM incluían el bombardeo en Al Ghandour. (Repubblica / AP)