viernes, 17 de junio de 2016

23:57:00
LONDRES, 17 de junio.- La autoridad de la reina Isabel II en Reino Unido es indiscutible, también con su familia. El último en llevarse un regaño ha sido el príncipe Guillermo y a ojos de todo el mundo, ya que fue el pasado domingo durante el Trooping the Colour, una ceremonia anual realizada por los regimientos del Ejército británico y de la Commonwealth.

La familia real británica —la reina Isabel, Carlos de Inglaterra y su esposa Camila de Cornualles, el príncipe Guillermo con su mujer Kate Middleton y sus dos hijos y Enrique de Inglaterra— se encontraba en el balcón principal del Palacio de Buckingham mientras disfrutaban del desfile aéreo de la Royal Air Force. El duque de Cambridge se agachó para hablar con su hijo, el príncipe Jorge, que miraba intrigado al cielo. Fue en ese momento cuando Isabel II le dio unos golpecitos en el hombro y le dijo al segundo en la línea de sucesión al trono británico que se levantara. Este reaccionó a la orden de inmediato.

Un breve gesto que ha pasado casi inadvertido hasta que este divertido momento se ha convertido en gif —un formato de imágenes en movimiento— que circula por las redes sociales y que da buena cuenta del genio y la autoridad de la reina de Inglaterra. Incluso el pequeño Jorge, de 2 años, parece darse cuenta de la que se avecina y se echa la mano a la frente. (El País)