viernes, 17 de junio de 2016

00:34:00
LONDRES, 17 de junio.- La parlamentaria británica Jo Cox, del Partido Laborista, murió ayer tras ser tiroteada y apuñalada cerca de una biblioteca en la que había celebrado un acto en Yorkshire, al norte de Inglaterra.

La diputada, de 41 años y con dos hijos, había sido trasladada a un hospital en Leeds después de sufrir el ataque, del que de momento se desconocen las causas, más allá de que una persona de 52 años ha sido detenida. Las circunstancias de los hechos todavía son muy confusas y la policía investiga si, como sostienen algunos testigos y medios, el autor proclamó “¡Gran Bretaña primero!” antes de asaltar a su víctima.
La diputada laborista Jo Cox, la detención del homicida y a la derecha una foto de éste, Tommy Mair.

"Jo fue atacada por un hombre que le infligió graves heridas que han resultado fatales", ha explicado en una rueda de prensa la jefe de policía del condado de West Yorkshire, Dee Collins, que ha detallado que la diputada ha sido declarada muerta por los médicos a las 15.00 horas.


Collins también ha comunicado que se han recuperado varias armas de fuego, pero ha pedido precaución antes de sacar conclusiones. "Esta es una investigación muy sensible en la que una gran cantidad de testigos están hablando en estos momentos con la policía. La escena del crimen es amplia y hay una gran presencia de agentes en la zona", ha afirmado la jefe de policía, que ha añadido que la diputada no había comunicado ninguna preocupación por su vida y que, por el momento, no buscan a ninguna persona más relacionada con el ataque.

El ataque ha tenido lugar en plena campaña del referéndum sobre la permanencia del Reino Unido en la UE, convocado para el próximo 23 de junio. Joe Cox había participado en los actos destinados a convencer al electorado para que votara a favor de quedarse en la UE. Ella misma había colgado una imagen en la que se la veía, junto a su familia, durante una travesía por el Támesis con una pancarta a favor del 'no' a la salida. Ambos bandos han decidido suspender la campaña este jueves.

El fatal suceso que ha terminado con su vida ha tenido lugar hacia las 14.00 horas, cuando la policía local ha recibido una llamada por un tiroteo. "A las 12:53 horas de hoy, la Policía ha recibido una llamada por un incidente en la calle Market, en Birstall, en el que una mujer de unos 40 años ha sufrido heridas graves y se encuentra en estado crítico", habían explicado los agentes a través de un comunicado en el que, además, se informaba de que otro hombre, de entre 40 y 50 años había resultado herido leve.

Por otro lado, un testigo llamado Bren Abdallah, que estaba en una cafetería próxima al lugar de los hechos, ha explicado a Sky News que ha visto a un hombre que llevaba una "gorra de béisbol sucia" que había empezado a empujar a la gente. En ese momento, según Abdallah, la diputada recibió un disparo. "Parecía una pistola como de, no sé, de la Primera Guerra Mundial o hecha en casa. No es el tipo de pistola que ves normalmente", ha declarado a este medio.

Las reacciones tras lo sucedido han sido casi inmediatas, y, tras conocer la muerte de Cox, se han multiplicado las muestras de apoyo a la familia, de dolor y de consternación.

El primer ministro británico, David Cameron, ha asegurado que "la muerte de Jo Cox es una tragedia" y la ha querido recordar como una mujer "comprometida" y "dedicada" con su trabajo. "Mis pensamientos están con su marido, Brendan, y sus dos hijos", ha afirmado en Twitter.

Ante la gravedad de lo sucedido, Cameron ha anulado el mitin de apoyo a la permanencia de Reino Unido en la UE que tenía previsto ofrecer en Gibraltar. Así, el primer ministro ha emprendido esta tarde regreso a Londres.

El crimen ha sacudido especialmente al Partido Laborista, cuyo líder ha lamentado a través de un comunicado un "horrible asesinato" que ha "impactado" a "todo el país". Corbyn ha recordado la vida de "servicio público" de Cox y su "profundo compromiso con la humanidad", que le llevó a trabajar para la ONG Oxfam.

Corbyn ha apuntado que, "en los próximos días, habrá que aclarar cómo y por qué murió" la diputada, pero ahora es momento de estar junto a su marido y sus dos hijos. "Hemos perdido a una compañera querida, a un verdadero talento y a una activista por la justicia social y la paz", ha lamentado. (Huffington Post / Repubblica)