miércoles, 25 de septiembre de 2013

19:42:00
MÉRIDA, Yucatán, 25 de septiembre.- En reconocimiento a la aportación a Mérida de la comunidad libanesa, el Ayuntamiento impuso hoy el nombre de Avenida Líbano al tramo de la calle 20, desde su confluencia con la calle 31 de la colonia México, hasta la calle 1-C de la México Norte.

La placa fue colocada en la esquina de la Avenida Líbano con Circuito Colonias (foto: JMRM)

En compañía de representantes de la comunidad libanesa, el Alcalde Renán Barrera develó la placa, instalada en el cruce con Circuito Colonias, que da nuevo nombre a la avenida.

Acompañaron al Concejal el C.P. Roberto Abraham Mafud, cónsul honorario del Líbano en Yucatán; Lic. Habib Becil Dájer, presidente del Club Libanés de Mérida; Gral Bernardo Vázquez Ramírez, subsecretario de la Policía Estatal de Caminos; los regidores Elías Lixa Abimerhi y Jorge Dogre Oramas, y la reina del Club Libanes, Mariana Caballero Manzur.

El Alcalde Renán Barrera Concha y el Cónsul honorario del Líbano develan la placa de la Av. Líbano. Atestigua Becil Dájer (fotos: Ayuntamiento de Mérida)

En ese sitio, el Lic. Elías Dájer Fadel leyó una oda dedicada al emigrante libanés.

Posteriormente, durante un convivio en el Club Libanés, Renán Barrera manifestó que la designación de la Avenida Líbano se hizo en reconocimiento a la labor, a la aportación y al enriquecimiento que ha tenido la ciudad con la participación libanesa durante muchos años.

Explicó que con esta medida se honra a los yucatecos de ascendencia libanesa. Agregó que en esa zona están también la iglesia de Nuestra Señora del Líbano y el Club Libanés.

—Estos espacios, en su conjunto, son representativos de la comunidad libanesa y forman parte de la historia contemporánea de la ciudad –expresó—. Para esta administración, ha sido prioridad retomar las políticas que permitan estrechar relaciones con distintas comunidades, y más aún con las que ya están en la ciudad y participan de manera importante en dinamizar el desarrollo económico, político y social del sureste del país.

Janette Becil Dájer, presidenta del comité de Damas del Club Libanés; Abraham Mafud, el Alcalde Renán Barrera Concha, Becil Dájer y esposa Linda Canavatti.

—Líbano no es un país grande en territorio pero su grandeza está en su gente –continuó—. Está en la grandeza de un país que ha sido habitado por muchos pueblos y muchas culturas pero que también los libaneses han sido valientes emigrantes en muchos países donde su trabajo y su tesón han sido clave para alcanzar grandes éxitos, para bien de ellos y de los países en los que se han establecido.

Indicó que la comunidad libanesa ha sido parte fundamental del desarrollo de la ciudad, creando empresas, comercios, fuentes de empleo y acciones altruistas.

Señaló que los descendientes de libaneses son prominentes yucatecos que con su trabajo y participación en la vida social, cultural, empresarial, deportiva, intelectual y política, tienen gran presencia y son parte trascendental para el desarrollo y crecimiento de Mérida.

La designación de la Avenida Líbano se hizo en reconocimiento a la labor, a la aportación y al enriquecimiento que ha tenido la ciudad con la participación libanesa durante muchos años, declaró el alcalde Barrera Concha.

—Donde hay un libanés, hay una persona buena, con calidez humana, sensible a los acontecimientos sociales de sus ciudades pero también del mundo entero –subrayó.

Becil Dájer expresó que no puede imaginarse a los pioneros libaneses considerando siquiera la posibilidad de ver en alguna calle de la nación que les abría las puertas, un letrero con el nombre de su país.

Destacó también las aportaciones de sus ancestros a la cultura y gastronomía yucateca.

Inscripción en la parte trasera de la placa que marca el inicio de la avenida (foto: JMRM)

—El regalo que la ciudad de Mérida da a la comunidad yucateca de ascendencia libanesa, es recibida y celebrada por esta generación con un enorme orgullo, pero con un mayor compromiso por mantener vigente las motivaciones de esta honrosa distinción y seguir trabajando para nunca defraudar a nuestra ciudad, al estado y al país –manifestó.

A su vez, Abraham Mafud agradeció este homenaje que se recibe en honor de sus ancestros.

También destacó la aportación que Líbano ha dado a todo el mundo occidental y agregó que están fusionados con la cultura de Yucatán y de México.

— Somos orgullosamente yucatecos y reconocemos nuestra ascendencia libanesa –recalcó—. Actualmente somos casi 10,000 ciudadanos yucatecos de origen libanés.

Entre los asistentes al convivio se encontraban Linda Canavati de Becil; Pbro. Jorge Laviada Molina, rector de la iglesia de Nuestra Señora del Libano; Mario Martínez Laviada, Oficial Mayor del Ayuntamiento, y Janette Becil Dájer, del Comité de Damas del Club Libanés. (Ayuntamiento de Mérida)

0 comentarios:

Publicar un comentario