martes, 27 de noviembre de 2018

15:33:00
MÉRIDA, Yucatán, 27 de noviembre.- A pesar de que el matrimonio igualitario fue reconocido a nivel nacional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que determinó en 2015 que todas las legislaciones locales que lo prohíban son inconstitucionales y de que se han celebrado bodas entre parejas del mismo sexo, ya sea vía amparo o siendo éstas reconocidas sin problema por el registro civil de sus entidades, en todo el país continúan los esfuerzos de agrupaciones conservadoras para frenar o revertir estas medidas y privar a dicho sector de la población de los derechos jurídicos que han adquirido gradualmente.

Víctor Pinto, Salvador González y Altia Celis (Foto: José Repetto)

Representantes del Frente Nacional por la Familia (FNF) y la Red Pro Yucatán realizaron esta mañana una rueda de prensa para dar a conocer su postura en torno a las supuestas amenazas que enfrenta la institución de la familia.

Dio lectura al comunicado Salvador González Gutiérrez, presidente del consejo directivo de la Red Pro Yucatán. Éste señala que existen en nuestro país cuando menos 11 tipos de familia (incluyendo madres o padres solos con hijos, parejas jóvenes sin hijos y parejas del mismo sexo) y lamenta:

"Se tiende cada vez más a minimizar e incluso desconocer la familia conformada por un hombre y una mujer genética y estructuralmente formados en conjunto con la descendencia que de ellos emana. Pareciera ser que existe un movimiento cultural que tiende a el".

El comunicado también habla de "un panorama desolador para la familia mexicana", sin especificar los motivos, asegurando que ambas agrupaciones vienen generando acciones que "pretenden fortalecer y buscar las mejores condiciones para una vida familiar acorde con los principios sociales, éticos, biológicos y religiosos que por siglos la han mantenido".

También hicieron un llamado a la sociedad yucateca a "comprometerse con la defensa de la familia y enfrentar el gravísimo escenario en que estamos a punto de entrar desde que empezó funciones el nuevo Congreso Federal y ha propuesto leyes que amenazan gravemente a la familia".

Finalmente, criticaron el alquiler de vientres que avaló, a su parecer irresponsablemente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que en días pasados reconoció el derecho de una pareja homoparental yucateca a registrar a su hijo con los apellidos de ambos. También condenaron otro fallo en el que se considera que la fidelidad en el matrimonio no es jurídicamente exigible.

González considera que se está "transgrediendo mucho la ética y los derechos humanos", aunque no abundó al respecto, opinando que estos temas deberían consultarse.

¿En qué afecta que se reconozcan ante la ley otros modelos de familia a lo que ustedes llaman la familia tradicional, cómo se ve vulnerada la familia tradicional por, por ejemplo, las familias homoparentales y las demás que mencionaron?, fue una de las preguntas que Libertad de Expresión Yucatán planteó.

Víctor Pinto Brito, presidente del Frente Nacional por la Familia en Yucatán, pidió precisar.

Hablan de lo que está haciendo el nuevo Congreso, la Suprema Corte ¿eso en qué afecta a la familia tradicional? porque lo que describen son situaciones donde se reconocen derechos para otros grupos, no que se limiten derechos para la familia tradicional ¿en qué afecta?

"Afecta mucho, sobr etodo porque no solamente digamos que es cambiar la ley para poder darle supuestos derechos a otra persona. Se trata en un momento dado que también cambien una serie de parámetros y cambien una serie de cosas en educación, en todos los aspectos familiares. Todo eso se vulnera de alguna manera lo que es la estructura familiar ¿no? hay muchos estudios que en un momento dado demuestran que las familias conformadas por papá y mamá tienen mucha mayor posibilidad de que los hijos crezcan en mejores condiciones que cuando no se encuentra ese tipo de familia", dijo.

"Cuando se disturba, se deshace un núcleo familiar vemos los problemas que vemos en la sociedad. Tenemos delincuencia, tenemos diferentes aspectos que cuando los investigamos nacen en el núcleo familiar. Lo que nosotros estamos pidiendo... es que tengamos una perspectiva de familia. La perspectiva de familia también se debe de atender y también se debe proteger no solamente por la sociedad sino por las autoridades jurídicas", comentó por su parte Altia Celis Quintal, vicepresidenta del Frente Nacional por la Familia en Yucatán.

Se preguntó si creen que se deben someter a consulta temas de derechos humanos como éstos y el aborto, a lo que Pinto dijo:

"Si tú consideras que el aborto es un derecho humano entonces desde allá estamos fallando... nunca matar puede ser un derecho".

La igualdad de derechos para parejas del mismo sexo a casarse, a tener igualdad ante la ley, iniciar una familia, adoptar niños ¿eso consideran que tampoco es un tema de derechos humanos?, preguntamos.

Pinto contestó que "es un tema que está muy lejos de lo que son derechos humanos", opinando que hay que considerar de dónde parte el Estado para poder legislar sobre el matrimonio, aduciendo que "no se puede meter en la vida privada de las personas, no se puede meter a legislar el sentimiento que se genera entre dos personas".

En síntesis, dijo que la razón fundamental es la unión entre un hombre y una mujer se producen las generaciones.

"¿Cuál es la diferencia entre una pareja del mismo sexo que tienen relaciones y el papá o un señor que vive con su sobrino? ¿Cuál es la diferencia entre esas dos parejas? Que la primera tiene relaciones y esta otra no, y cuando el Estado dice "voy a darle esos derechos a esta pareja estoy premiando solamente lo que están haciendo ellos entre ellos mismos y estoy dejando vulnerada a esta otra pareja", planteó.

"Cuando haces una situación que violenta de alguna verdadera los verdaderos derechos entonces ya te metes en un problema", agregó.

Insistió en que una familia es donde van a surgir los nuevos individuos, y "mientras más conformada esté la familia es mejor".

Sobre qué acciones tienen planeadas a corto y mediano plazo ante la posible aprobación del matrimonio igualitario en Yucatán, González aseguró que han estado en contacto con representantes del Congreso del Estado para que tomen una decisión de manera consensada, aunque negó que se pretenda que se deseche la iniciativa en cuestión.

Finalmente, Algia Celis aseguró que ellos no están en contra de nadie sino en defensa de la familia.

"Estamos realmente nosotros defendiendo y protegiendo algo que parece que con las leyes y con las maneras de las cosas que se están haciendo con el nuevo gobierno se quieren minimizar y desaparecer, entonces nosotros estamos aquí para defender a la familia", dijo.

El objetivo de la rueda de prensa fue anunciar una conferencia "La solución es la familia", que se llevará a cabo el domingo 28 de noviembre a las 19 horas en el Foro Colón, encabezada por Íngrid Tapia Gutiérrez, abogada constitucionalista.

Cabe recordar que en 2009 la Red Pro Yucatán pugnó para que el Congreso del Estado reformara la legislación local y cerrara la puerta al matrimonio igualitario. No se celebró la primera boda gay en la entidad hasta el año 2013. Desde entonces, decenas de este tipo de uniones se han llevado a cabo en la entidad vía amparo (leer también: La lucha por el matrimonio igualitario en Yucatán a lo largo de la última década).

0 comentarios: