jueves, 3 de mayo de 2018

10:22:00
Pedro Echeverría V.

1. El PRI perdió sus orígenes “populistas”, cercano  a los problemas campesinos y obreros, desde que los gobiernos de De la Madrid/Salinas (1982-94), implantaron el neoliberalismo y la total privatización. Fueron esos años cuando el PAN, de manera presuntuosa, decía que “el PRI le estaba robando su programa”.  Y el PAN tenía razón porque este partido, en sus principios originales, nació con el fuerte apoyo de la Iglesia y los millonarios que combatían el gobierno de Lázaro Cárdenas (1934-40). Mientras Cárdenas expropiaba el petróleo, realizaba una reforma agraria, fundaba la CTM y la CNC, proclamaba una educación “socialista”, rompía relaciones con el franquismo fascista y habría sus puertas al exilio español, el PAN se apresuraba para fundar su partido (1939) para fortalecer su oposición al gobierno “comunista” de Cárdenas.

2. Con el negro René Juárez –ayer nombrado presidente del PRI-  y la candidatura del prieto Osorio Chong sustituyendo a Meade,  el PRI estaría dando un gran salto que –aunque pierda la elección presidencial que casi seguro ganará AMLO- puede el viejo priísmo “renovado” comenzar a recuperar políticas que antes de 1982 le dieron buenos resultados. La realidad es que el PRI nació con una “ideología centrista”  que manipulaba a la izquierda y la derecha; pero a partir de Carlos Salinas se pretendió cambiarle de nombre a “Partido Solidaridad Social”, obedeciendo a que defendía el “neoliberalismo social”. El PRI se perdió en aquellos años al negociar con el PAN, sobre todo en 1988 en que la estrategia de Luis H. Álvarez, Fernández de Cevallos y Carlos Castillo, una serie de concesiones para que el mismo Salinas logre su reconocimiento en la Presidencia.

3. Desde entonces esos dos partidos (PRI y PAN) comenzaron a dividirse el poder y hasta jugar con la llamada alternancia presidencial. Se ha tratado de demostrar que el mismo PRI asesinó a Colosio –su candidato presidencial-, sin embargo Zedillo del PRI ganó la Presidencia (1994); luego llega el PAN con Fox y Calderón con dos sexenios seguidos (2000-12); a partir de 2012 el PRI regresa con Peña Nieto a la Presidencia. La corrupción y el saqueo de los dos particos en sus respectivos sexenios, ha incrementado justamente el descontento de la población. La población encabronada no votaría, no acudiría a las urnas, si no estuviera realmente atosigada por los medios de información (en particular la TV) que se queda por propaganda con el 80 por ciento de los miles de millones de pesos que reciben partidos y candidatos.

4. Los gobiernos del PAN (Fox y Calderón) fueron ladrones y asesinos, muy repudiados por la población; pero el gobierno actual de Peña Nieto, del PRI, ha resultado el peor de los últimos tres. El PRI para recuperar su presencia tendría que deshacerse del grupo del Estado de México encabezado por Peña Nieto, Videgaray, Meade, y otros más que se arrastran como gusanos tras ellos. Si Juárez, Chong, Beltrones, logran limpiar al PRI de sus influencias, -mediante un intenso trabajo político pueden construir al “nuevo PRI” del que hablaban antes de Peña. Pero lo que puede pasar es que ni Chong sustituya a Meade ni Juárez tenga la capacidad para cambiar cosas. Alguien pensaría que el PRI ya se desplomó olvidando que el PRI cambia de color en cualquier ocasión. Sigo convencido en que superará a Anaya, pero no a AMLO. (3/V/18)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: