jueves, 19 de abril de 2018

18:58:00
TIZIMÍN, Yucatán, 19 de abril de 2018.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) clausuró de manera total temporal el Rancho “Asideros” en Tizimín, Yucatán, por afectar un cuerpo de agua natural (cenote) mediante relleno del mismo con material pétreo, tierra y restos de vegetación; sin contar con la autorización correspondiente para tal efecto.


En atención a denuncia ciudadana, inspectores de la PROFEPA realizaron visita al Rancho denominado “Asideros”, donde se detectó la realización de actividades agropecuarias que contaban con la autorización en materia de impacto ambiental; sin embargo, también se detectó la afectación y modificación de un cuerpo de agua natural o cenote, sin que se contara con la autorización federal para tal efecto.

La afectación y modificación detectada consistió en el relleno con material pétreo, tierra y restos de vegetación, depositados en el interior del cuerpo de agua natural o cenote; actividades que no se encontraban consideradas dentro del proyecto agropecuario autorizado.


Por lo anterior, con el fin de evitar que se continúen ocasionando afectaciones al ambiente, y con fundamento en el artículo 170 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), se determinó realizar la Clausura Total Temporal de las obras y actividades detectadas.

La sanción por este tipo de actividades puede alcanzar una multa por el equivalente de 30 hasta 50 mil días de la Unidad de Medida y Actualización de acuerdo a lo establecido en el artículo 171, fracción I, de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente.

Cabe señalar que el artículo 420 Bis del Código Penal Federal establece una pena de 2 a 10 años de prisión a quien dañe, deseque o rellene humedales, manglares, lagunas, esteros o pantanos.

0 comentarios: