miércoles, 28 de marzo de 2018

20:24:00
Pedro Echeverría V.

1. Desde septiembre de 2014 López Obrador (AMLO) propuso al presidente Peña Nieto que el nuevo aeropuerto se construyera en Tizayuca, estado de Hidalgo, demostrando que era una mejor ubicación, sobre todo un suela firme, mucho mejor que el terreno que está en Texcoco, sobre el lago. Al siguiente año presentó AMLO el proyecto de Santa Lucía –en 2015- totalmente terminado y listo para presentarlo  peña Nieto (Ver entrevista de noviembre de ese año del periodista Ciro Gómez Leyva) y anunciaba una comisión encabezada por la especialista, diputada Rocío Nalhe. Luego en abril de 2017 volvió a presentar su propuesta y no le hicieron caso. Así que este marzo de 2018 valen un carajo los argumentos contra López Obrador que exige investigar los contratos,  a los inversionistas y ha puesto un amparo para que se frene su construcción.

2. Se dice que el aeropuerto costará 250 mil millones de dólares, cuando originalmente se hablaba de 169 mil millones. López Obrador ha declarado que su proyecto costará 50 mil millones, siento la quinta parte de lo que pagaría el gobierno, si es que no sube de precio en los próximos días o semanas. Si obtiene la Presidencia AMLO el pueblo mexicano si además de votar continúa organizado y saliendo a las calles a apoyar medidas a favor del pueblo, no sólo se parará ese enorme saqueo, sino también se parará el otro saqueo descomunal que se está haciendo con las privatizaciones de las llamadas “reformas estructurales”. Quizá López Obrador no vaya al fondo, quizá la poderosa clase empresarial y la derecha política se lo impidan, pero si se logra salvar esos salvajes saqueos multimillonarios y se abre el camino de la lucha social, bastaría.

3. Durante el gobierno de AMLO me conformaría con ver a millones de gentes en las calles luchando por sus propios intereses; “moriría” de alegría ver el desplome de los líderes charros o traidores del Sindicato de maestros (el SNTE) y que la Coordinadora (la CNTE) instale una gran asamblea para componer toda la educación en México a partir del cambio de conciencia de los profesores. Quisiera ayudar  a la transformación  radical del IMSS, el ISSSTE, la secretaría de Salud dirigida por los médicos, las enfermeras y los empleados más honestos y luchadores que garanticen los aumentos de médicos, trabajadores y medicinas que los cientos de miles de derechohabientes necesitan. Pero lo que más me encantaría es un decreto para que no haya salarios que estén arriba de 60 mil pesos al mes ni tampoco inferiores a 20 mil.

4. Hay que “hacer posible lo imposible”, lo demás es conformismo o cobardía. López Obrador tiene que obtener la Presidencia a pesar de que la clase dominante lo baje en las encuestas y le ponga mil trampas. Si en esta ocasión no se logra ese objetivo habría que pensar en luchas de más alta confrontación porque ya se cumplió el tiempo de espera de un pueblo pobre, miserable y hambriento que lleva cien años esperanzado en una revolución de la que se apropió la burguesía como se ha adueñado de todo. Por ello la lucha de AMLO por investigar los contratos del aeropuerto y los grandes negocios de los mismos 100 personeros que están tras las reformas estructurales, debemos engrosarla y apoyarla con todas nuestras fuerzas. Como me decía el profesor hunucmaense: si desaprovechamos esta última oportunidad seremos unos cobardes.

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar26@gmail.com

0 comentarios: