miércoles, 28 de marzo de 2018

19:17:00
MÉRIDA, Yucatán 28 de marzo de 2018.- Un ayuntamiento comprometido con el desarrollo integral de sus ciudadanos está obligado a poner en marcha proyectos viables que beneficien a todos los sectores de la sociedad, manifestó Renán Barrera Concha.

Con esa visión, el ex edil de Mérida recordó las acciones de mejoramiento y remodelación en los mercados populares, que forman parte del patrimonio cultural de la ciudad, además de que son centros de convivencia donde se arraigan las tradiciones y las costumbres de los yucatecos.

“Sin duda, los mercados son parte fundamental de la cultura yucateca”, expresó Renán Barrera.

En Mérida, dijo, se han realizado una serie de trabajos desde 2012 para fomentar ese ambiente colorido donde convergen la amabilidad y el buen trato de los meridanos hacia los visitantes que a diario recorren los pasillos de esos centros de abasto.

Renán Barrera en el Mercado de Santiago.

Durante la administración municipal 2012-2015, el Ayuntamiento de Mérida en consenso con los líderes y locatarios de los mercados Lucas de Gálvez y San Benito, y contando con el apoyo de la Fundación Patronato del Centro Histórico de Mérida, puso en marcha el proyecto de remozamiento de los dos mercados más emblemáticos de Mérida.

“El proyecto de remodelación de los Mercados Lucas de Gálvez y San Benito, ubicados en el Centro Histórico respondió a la necesidad de ofrecer espacios más seguros, higiénicos y cómodos para los oferentes, clientes y visitantes” expuso.

La rehabilitación de los mercados centrales, incluyó la construcción de dos plantas de tratamiento de aguas residuales, una en el norte y otra en el sur del mercado Lucas de Gálvez. En el San Benito, se mejoraron las instalaciones con impermeabilización del edificio e instalaciones eléctricas nuevas. La inversión en ambos centros de abasto ascendió a casi 63 millones de pesos.

Durante muchos años, los mercados de Mérida adolecieron de falta de mantenimiento integral, principalmente debido a cuestiones económicas; por lo que a través de la gestión de recursos ante instancias federales y el eficiente manejo de los recursos propios del Ayuntamiento, se le dio una nueva fisonomía a estos centros de abasto.

Además de esas obras, también se trabajó en la rehabilitación de los mercados de Santa Ana, Chuburná, el de la colonia Miguel Alemán y del Chembech.

Los trabajos consistieron en el mejoramiento de áreas comunes como pasillos, impermeabilización de techos, reparación de mesetas, muros, plafones y en algunos casos, como en el Lucas de Gálvez, la rehabilitación fue integral. La inversión en estas acciones extraordinarias en los mercados ascendió a más de 69 millones de pesos, tan solo en el tercer año de gestión.
Renán Barrera concluyó que todo este tipo de acciones han contribuido a que Mérida siga manteniendo su manteniendo su identidad y tradiciones.

0 comentarios: