miércoles, 5 de noviembre de 2014

21:17:00
Hay muchos lugares donde la vida parece haberse detenido para siempre, capaces de fascinar por estar envueltos en un aura decadente, cristalizados en el tiempo. Desde el misterio sugerido por una villa desierta, a la inquietud transmitida por un patio de recreo ahora destruido y abandonado, y lugares que parecen ser intemporales: 13 ejemplos especialmente sugestivos de todo el mundo, que nos dejarán divididos en equilibrio entre la atracción y el miedo.


La Penitenciaría Estatal Oriente, en Filadelfia, Pensilvania.-Disfrute de la emoción de pasar una noche en la cárcel sin ser un criminal. Ésta es la experiencia que promete una visita a la Penitenciaría del Este en Filadelfia. La estructura arquitectónica es la original, construida en 1829, pero ahora está fuera de servicio y en estado generalizado de deterioro. Las salas góticas y las habitaciones en desuso ofrecen a los visitantes la sensación de estar en una novela de terror.



Prípiat, Ucrania.- Totalmente abandonada después de la tragedia de Chernóbil, esta ciudad es uno de los lugares más insólitos para visitar en Europa. Se detuvo en el tiempo del régimen soviético, el único sonido que se puede oír al caminar por sus calles es el de las hojas. Los edificios de apartamentos están vacíos. El gobierno financia hoy recorridos por la zona, que también incluyen una visita al reactor nuclear que causó la catástrofe. A pesar de que los niveles de radiación son todavía altos, las visitas a Prípiat han sido declaradas seguras. Basta con no comer alimentos en el sitio.





El Fuerte Maunsell, en Inglaterra.- Frente a la costa de Suffolk, este grupo de torres emerge del mar como si fuera un extraterrestre con mil brazos. Diseñado para disuadir ataques de la aviación alemana, fue dado de baja en 1950 y más tarde se convirtió, durante unos años, en el sitio de una estación de radio pirata. Hoy en día se puede visitar en un recorrido por mar que parte de la vecina villa de Whitstable.



Six Flags, Nueva Orleans.- Es uno de los destrozos que el huracán "Katrina" dejó atrás después de haber pasado por Nueva Orleans en 2005. De sus instalaciones no queda casi nada, excepto una montaña rusa. Hoy en día es muy popular entre los fotógrafos profesionales y los estudios de cine, que lo utilizan para películas de suspenso y terror.



North Brother Island (Isla Hermano del Norte), Nueva York.-La historia de esta pequeña isla está llena de circunstancias desafortunadas. De hecho, fue el último hogar de 'María Tifoidea', la primera mujer en los Estados Unidos en enfermarse de tifus, y 'cementerio' en que se dejaron reposar los restos del "General Slocum", un barco de vapor que data de la Guerra Civil, fuera de servicio oficialmente desde 1904. Hoy en día la isla es un área natural protegida y se necesita un permiso especial de las autoridades de Nueva York para visitarla.



Gunkanjima, Japón.- La isla de Hashima, perteneciente a la prefectura de Nagasaki, es un lugar espectral. También llamada Gunkanjima (buque de guerra), debido a su forma, creció en torno a una importante mina de carbón. El yacimiento llegó a ser tan importante para toda la ciudad de Nagasaki, que ahí se construyeron los primeros edificios de cemento en la historia de Japón, de modo que resultase protegida de los tifones. Hoy en día, después de la explosión de la bomba atómica, está totalmente abandonada.



Disney Discovery Island, Florida.- Es difícil imaginarse esta isla salvaje como hogar de un parque temático, lleno de turistas con sombreros de Mickey Mouse. Sin embargo, lo fue. Inaugurada en 1974, se cerró en 1998 cuando Disney trasladó los animales -el principal atractivo de la isla- a otros lugares. Hoy en día es imposible visitarla, pero los edificios abandonados ofrecen un encanto decadente al ambiente y es visible desde el ferry.



La Estación Central de Michigan, en Detroit.- A pesar de que los turisteros están empezando a hablar de una recuperación en el sector, Detroit sigue siendo famosa por sus muchos edificios abandonados, lo que le valió el título de "ciudad maldita". La Estación Central de Michigan es una ilustración: un edificio emblemático, una vez bello, es ahora un destino sólo para fotógrafos y exploradores urbanos, listos para desafiar las prohibiciones municipales para explorar su interior.



Coco Palms Resort, Kauai, Hawaii.- Vuelto famoso por Elvis con su "Blue Hawaii", este complejo fue en gran parte destruido por el huracán "Inki", en 1992, y pasto de un incendio de grandes proporciones. Sin embargo, el encanto de este lugar permanece intacto y mientras los propietarios están tratando de restaurar la propiedad, las ruinas son visitadas por los fans del Rey del Rock que fotografían imágenes siguiendo los rastros de su mito.



Villa de Vecchi, Lecco, Italia.- Esta villa es una meca para los amantes de los misterios y leyendas. También conocida como "la Casa Roja" o "Casa de las Brujas", fue construida como residencia de verano del Conde Felice De Vecchi. Después de la muerte del Conde la casa quedó completamente en ruinas, a pesar de que había un custodio designado para su mantenimiento. Hoy en día algunos entusiastas de lo paranormal juran que dentro se oye el sonido de un piano y que sus habitaciones no están vacías: tienen pruebas de la presencia de fantasmas.


Centralia, Pensilvania.- Este pequeño poblado en el condado de Columbia se hizo famoso por un trágico accidente. En 1962 se echaron residuos en brasas en un pozo abandonado y la vena subterránea de carbón se incendió. Los intentos de extinguir el fuego fueron inútiles, y pronto los resultados también se presentaron en la superficie, causando grietas en el suelo y daños irreparables al medio ambiente. Durante las siguientes dos décadas el área fue evacuada y hoy Centralia es un pueblo fantasma.



Fordlandia, Brasil.- Este lugar es exactamente lo que su nombre sugiere: una comunidad enteramente diseñada por Henry Ford, a la que el magnate del automóvil trató de exportar el estilo de vida estadounidense. En 1930 se creó ahí la plantación de caucho más grande del mundo, pero, debido a no ser la tierra adecuada para el crecimiento de la Hevea brasiliensis y a causa también de problemas con los trabajadores, cerró pronto. Es todavía posible ver partes de edificios en ruinas rodeados por una exuberante selva amazónica.



TWA Flight Center (terminal aérea TWA), aeropuerto JFK, Nueva York.- Una vez famosa y de moda, esta terminal en el aeropuerto JFK de Nueva York está ahora totalmente abandonada. Abierta al público en 1962, fue diseñada por un arquitecto de fama internacional, Eero Saarinen. Sin embargo, recientemente se abrió para paseos turísticos y parece que Donald Trump quiere invertir en la restauración de la zona.