miércoles, 5 de noviembre de 2014

23:13:00
VILLAHERMOSA, Tabasco, 5 de noviembre.- Un ex policía y su hijo fueron torturados y ejecutados la madrugada de este miércoles en el municipio de Huimanguillo. Los homicidas dejaron sobre sus cuerpos un mensaje acusándolos de secuestradores.

Los cadáveres fueron abandonados sobre la carretera que conduce a la ranchería El Puente. Ambos cuerpos se encontraban atados y con los ojos vendados; además, mostraban huellas de tortura y tenían el tiro de gracia.


Una de las víctimas respondía al nombre de Felipe Suárez Cadena y tenía 45 años. El fungió como ex agente de la Policía Ministerial del Estado y ex subdirector de Policía Municipal de Huimanguillo.

Su hijo, Luis Fernando Suárez Balcázar, tenía enterrado en el pecho su credencial de elector y dos tarjetas Curp.

El pasado domingo 2, el ganadero Jesús Vargas sufrió un atentado en el municipio de Balancán que provocó la muerte de un hijo de ocho años de edad y dejó herida a su hija, de diez.

El ganadero logró salvar la vida al salir sólo lesionado del brazo izquierdo. (APRO)