viernes, 29 de noviembre de 2013

19:27:00
CIUDAD DE MÉXICO, 29 de noviembre.- La Procuraduría capitalina informó que rescató a 130 perros y ocho gatos que vivían con dos mujeres en un domicilio de Santa María la Ribera, perímetro de Cuauhtémoc, en un entorno de salud precario. Previamente se había hablado de 80 canes.

La propietaria del inmueble no será objeto de sanción penal y ya se le tomó declaración, pero sólo para una dejar constancia de hechos, informó la dependencia.

Para alimentar a los canes, compraba más de dos toneladas de comida al mes.

Elementos de la SSP-DF en coordinación con Brigada Animal, realizaron un operativo en la colonia Santa María La Ribera, donde fueron asegurados 130 perros y de ocho a 20 gatos.

Los perros y gatos que mantenía una mujer en la calle Cerrada de Chopo fueron trasladados al centro antirrábico Luis Pasteur, en San Juan de Aragón.

Organizaciones protectoras de animales piden a las autoridades absoluto cuidado con canes y felinos. Exigen que no sean sacrificados.

La asociación "Mundo Patitas" denunció en redes sociales que los animales fueron maltratados y llevados en camiones de volteo al antirrábico durante la madrugada.

La mujer intentaba proteger a los animales, pero sin tenerlos en un ambiente propicio para ellos, pues en su casa deambulaban por todos lados, además de que había cachorros en mal estado, y fauna nociva, detalla la PGJDF.

El operativo fue realizado por la Procuraduría luego de una serie de quejas y denuncias por malos olores y exceso de ruido provocado por el hacinamiento de los animales que fueron entregados a asociaciones protectoras.

Durante la inspección que autoridades capitalinas de salud y de justicia realizaron en el domicilio de la señora Olga Andrade, también encontraron a una mujer de 83 años, con retraso mental, encerrada en una habitación rodeada de perros y excremento. Al momento, esta mujer de la tercera edad sigue en la Fiscalía Desconcentrada en Investigación de Delitos Ambientales y en Materia de Protección Urbana.

Alrededor de las 14:00 horas, personal de la Secretaría de Salud, de la Agencia de Protección Sanitaria, de la Secretaría de Protección Civil y de la Procuraduría de Justicia capitalina, ingresó a la casa marcada con el número 5 de la cerrada de Chopo, en la colonia Santa María la Ribera.

La casa se encontraba en "condiciones deplorables" de higiene. En todas las habitaciones hallaron excremento y plagas de cucarachas y gusanos.

Las autoridades informaron que darán aviso al DIF para que se haga cargo de la mujer anciana, que presuntamente es la madre de la señora Olga. (El Universal)

0 comentarios:

Publicar un comentario