viernes, 29 de noviembre de 2013

23:53:00
MÉRIDA, Yucatán, 29 de noviembre.- En el marco del día Mundial de lucha contra el VIH/sida, celebrado cada primero de diciembre, el Dr. Alejandro Guerrero Flores, profesor-investigador de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY), dijo que con el avance de la medicina esta enfermedad ya brinda mayor esperanza de vida, sin embargo hay que seguir trabajando para desestigmatizarla.

El investigador dijo: "los sectores más vulnerables los conforman hombres que sostienen relaciones con otros hombres (y que no necesariamente tienen que ser homosexuales), mujeres amas de casa, jóvenes y más recientemente población de la tercera edad, esto debido a la falta de información del uso de preservativo”.

“Desafortunadamente a pesar de los años que ya se tiene viviendo con esta enfermedad, aún se siguen dando casos de discriminación, hay que seguir fomentando la vocación, por ejemplo en el área médica, enfermería, psicología, sociedad en general, por una empatía hacia una persona que está sufriendo ya no una enfermedad mortal, sino un padecimiento crónico”.


Apuntó que siempre se le relaciona con drogas, prostitución, homosexualidad, lo que ocasiona que las personas no busquen a tiempo atención médica, que piensen que ya no pueden desarrollar sus capacidades en el trabajo, que tengan que esconderse incluso de la misma familia.

Guerrero Flores, dio a conocer que según las cifras más actuales (2008) del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, conocido con al acrónimo de ONUSIDA, existen 43 millones de personas en todo el mundo afectadas por este padecimiento, fundamentalmente en el continente Africano.

En México hasta finales de 2011 suman ciento ochenta mil personas y para Yucatán se registran 3, 817 personas, que representan el 2.3 % del total del país.

Destacó que “de todas ellas, los sectores más vulnerables los conforman hombres que sostienen relaciones con otros hombres (y que no necesariamente tienen que ser homosexuales), mujeres amas de casa, jóvenes y más recientemente población de la tercera edad, esto debido a la falta de información del uso de preservativo”.

Subrayó que aún no existe cura alguna y en mucho tiempo no la habrá, de ahí que la mejor vacuna sea la educación preventiva, ya que si bien los medicamentos permiten establecer una mayor esperanza de vida, esto no quiere decir que sea la solución.

Concluyó recordando que la conmemoración de ésta efeméride surge en una época de obscuridad, poca capacidad de atención y elementos para atender un padecimiento que crecía en todo el mundo. “De esta forma esta fecha permite a los estados y países hacer labores de información, capacitación y concientización”.

0 comentarios:

Publicar un comentario