jueves, 19 de octubre de 2017

15:23:00
José Repetto

Ayer miércoles por la noche, la Comisión Permanente y el Consejo Estatal del PAN en Yucatán aprobaron que todas las candidaturas -senadurías, diputaciones federales y locales, alcaldías y gubernatura- fueran determinadas por designación directa y no por medio de un proceso interno, como en contiendas pasadas.

Los defensores de esta medida señalan que se trata de "democracia indirecta", pues aunque los militantes ya no elegirán a sus candidatos sí eligieron al consejo y el anterior consejo, también conformado democráticamente, eligió a la actual comisión permanente.

La decisión también se defiende en el sentido de que esta manera impiden que "infiltrados" hagan que ganen las candidaturas aspirantes perdedores, blindando de alguna maner al partido de esa posibilidad y ahorrándole, además, el desgaste que implica una interna, pues en el PAN estos procesos están marcados por la guerra sucia, el boicot y el "no apoyo si mi candidato no gana".

Sus críticos señalan que la voz de los militantes no está siendo tomada en cuenta. El único que votó en contra de la designación fue el consejero Alfredo Rodríguez y Pacheco, quien aspirara a la presidencia del Comité Estatal en 2015 y fuera aplastado por Raúl Paz Alonzo.

¿Democracia indirecta?

El término democracia indirecta recuerda bastante al Colegio Electoral de los Estados Unidos, donde cada 4 años los ciudadanos votan no por el presidente, sino por los electores de sus estados.

En la mayoría de los estados funciona de la siguiente manera: si un candidato tiene 49 votos y el otro 51 los 100 votos se van para el segundo. Este sistema permitió que Donald Trump ganara la elección a pesar de haber perdido por casi 3 millones de votos, pues se llevó "el pastel" en más estados.

0 comentarios: