jueves, 19 de octubre de 2017

15:05:00
MÉRIDA, Yucatán, 19 de octubre.- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aseguró de manera precautoria un total de 133 acumuladores usados y 359 kilogramos de acumuladores pequeños de motocicleta en la ciudad de Mérida, Yucatán, debido a que el responsable de los mismos no presentó la autorización para el transporte y recolección de los citados residuos peligrosos.


En coordinación con elementos de la Policía Federal, personal de la PROFEPA inspeccionó el cargamento de residuos peligrosos detectados, por lo que también aseguró el vehículo en el que se transportaban los acumuladores.

Por lo anterior, la PROFEPA solicitó al conductor del vehículo la autorización que expide la SEMARNAT para el transporte de los acumuladores; sin embargo, en ningún momento fue mostrado dicho documento.

Asímismo, los inspectores federales de esta Procuraduría constataron que tampoco contaba con los manifiestos de recolección de residuos peligrosos que se transportaban, tal y como lo establecen las disposiciones legales vigentes.

En ese sentido, la PROFEPA procedió al aseguramiento precautorio de los residuos, los que se encuentran depositados en las instalaciones de la propia PROFEPA.

Los acumuladores usados son residuos peligrosos en términos de la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos; y el transporte de los mismos debe contar con la autorización de la SEMARNAT, por lo que los hechos constituyen infracciones que pueden ser sancionadas con el equivalente de 20 a 50000 unidades de medida y actualización, es decir hasta 3.7 millones de pesos cada una. (Boletín)

0 comentarios: