jueves, 11 de mayo de 2017

16:01:00
CIUDAD DE MÉXICO, 11 de mayo de 2017.– Un juez federal concedió a José Manuel Mireles Valverde, ex líder de las autodefensas de Michoacán, continuar en libertad el juicio que tiene en curso por portación de armas de uso exclusivo del Ejército y delitos contra la salud.

En un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) informó que el Juzgado Quinto de Distrito en Michoacán, con sede en Uruapan, determinó que es procedente sustituir la prisión preventiva a la que estaba sujeto desde hace casi tres años por la medida cautelar de la libertad con el pago de una garantía de 30 mil pesos.

Apenas ayer, líderes de Movimiento Ciudadano (MC), familiares y los abogados de José Manuel Mireles, presentaron denuncia penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra el Juez Quinto de Distrito, Rubén Olvera Arreola, por delitos en contra de administración de justicia.

En la presentación de la denuncia penal contra el Juez Quinto de Distrito, Virginia Mireles, hermana del luchador social, reveló que tantas anomalías jurídicas ha provocado que el estado de salud del líder de los grupos de autodefensa, se vea mermada.

El ex líder de los autodefensas, Juan José Mireles. (El Universal)

En los últimos días, el líder ha grabado audios en los que acusa al Gobierno de encarcelar a quienes, como él, buscaron la justicia por sus propios medios, mientras que quienes esperaron el apoyo de las autoridades “están muertos o desaparecidos”.

En un audio previo, Mireles pide a sus seguidores que “le echen ganas” porque él está aguantando en prisión. Asimismo le agradece a MC por ayudarlo a buscar su libertad.

El 27 de junio del 2014, Mireles fue detenido en el municipio de Lázaro Cárdenas, Michoacán, por la supuesta portación de armas de uso exclusivo del Ejército. Junto con él, otras 69 personas fueron detenidas. Mireles lideraba un movimiento de autodefensa para acabar con el narcotráfico en la entidad.

A pesar de que en reiteradas ocasiones ha pedido que se le traslade a un penal de Michoacán, el líder sigue preso en un Cefereso de Nayarit, en donde a principios de año denunció las negligencias que ha sufrido de parte de las autoridades del penal para acceder a exámenes cardiacos.

Mireles fue detenido el 27 de junio de 2014 por fuerzas federales junto con otras 69 personas, acusadas de portación ilegal de armas de uso exclusivo del Ejército y drogas. Su aprehensión generó una serie de protestas y movimientos en redes sociales. La etiqueta #LiberenaMireles es ampliamente difundida en Twitter.

Fue el primero en denunciar abiertamente que Michoacán estaba (o está) en manos de Los Caballeros Templarios. Vinculó antes que nadie a los políticos, muchos de ellos del Partido Revolucionario Institucional (PRI), con el crimen organizado. También exhibió cómo los narcotraficantes disponían de la vida de los michoacanos a su antojo y cómo violaban a mujeres (niñas muchas de ellas) con toda impunidad.

Mireles fue el único fundador de las autodefensas que no se sumó a la Fuerza Rural Estatal, grupo a la que sí se unieron Estanislao Beltrán e Hipólito Mora.

A diferencia de las otras personas que fueron consignadas junto con él, Mireles Valverde fue enviado al Centro Federal de Readaptación Social 11, en Sonora, el domingo 29 de junio. El 1 de noviembre de 2016, José Manuel Mireles fue trasladado al penal de Nayarit a petición de sus familiares para seguir su proceso en una cárcel más cercana a su domicilio.

A pesar de que la defensa legal de Mireles Valverde y su familia lucharon para que fuera trasladado al penal de Mil Cumbres en Morelia, el Gobierno federal se negó argumentando que poseía contactos y medios económicos para obtener beneficios en ese Cereso.

Activistas y defensores de los derechos humanos afirman que se mantenía preso al doctor Mireles por una venganza personal del entonces Comisionado Federal para Michoacán, Alfredo Castillo, un hombre hecho al amparo del Presidente Enrique Peña Nieto.

Recientemente, un grupo de senadores promovió una Ley de Amnistía que busca el perdón para los autodefensas detenidos. Algunos de ellos han expresado sus dudas de que la causa que se sigue contra Mireles sea justa.

Más de 40 ex autodefensas del grupo de Manuel Mireles Valverde siguen encarcelados y más de 300 personas que se levantaron en armas hace cuatro años para defender sus tierras y bienes, aún están en prisión. (SinEmbargo)