viernes, 26 de mayo de 2017

09:19:00
BARCELONA, 26 de mayo de 2017.- 30 minutos. El tiempo que muchos necesitan para llegar a casa desde el trabajo- quizás en el mejor de los casos- o para echarse una buena siesta. Solo 30 minutos para que el nuevo disco de Shakira, El Dorado, haya alcanzado el número uno de las listas de ventas en 27 países. Y es que ingredientes había de sobras. La colombiana no editaba nuevo trabajo discográfico desde hacía tres años, con la referencia Shakira (2014), y además es su primer disco en español desde 2010 cuando entonces presentó su exitoso Sale el sol.


Lo cierto es que a juzgar por los números ha salido el sol para la de Barranquilla que, dicho sea de paso, ya había jugado algunas de sus cartas adelantando canciones que suenan en todas las pistas de baile como La bicicleta, Me enamoré, Chantaje o Déja Vu. El nuevo disco de Shakira cuenta con once canciones- tres de las cuales son en inglés, y cinco colaboraciones de lujo: Maluma (que hace doblete), Nicky Jam, Prince Royce, Black M y Carlos Vives (aunque en este caso la canción es del cantante).
Shakira sale del camerino lista para cantar. (Univision / Mezcalent)

Y aunque parece que la colombiana quiera volver a sus inicios y abandonar los ritmos latinos, como lo ha hecho con la balada Nada, en El Dorado podemos escuchar diferentes estilos.


La cantante colombiana ha optado por una portada minimalista en la que sale una imagen suya en un fondo crema que parece más cercana a promocionar una actuación suya en un casino de lujo que a la carta de presentación de un disco. La tipografía dorada- para jugar con el título del disco- tampoco ayuda mucho a la hora de considerarla una de sus mejores portadas. Shakira ya acumuló críticas por la portada del sencillo Me enamoré donde su imagen arrimada a un árbol fue muy comentada en las redes sociales destacando el poco glamour que desprendía. Diseños al margen, parece que la colombiana no necesita de artificios para que su música se venda, como ha demostrado este viernes con el lanzamiento de un disco que tiene esta claves.

Durante sus años de silencio, Shakira pensó a momentos que no volvería a lanzar un álbum. ¿Cómo lograría compaginar su trabajo como madre y como creadora? “En algún momento tuve un gran conflicto”, dijo la estrella colombiana a Univision Entretenimiento en la fiesta de presentación de su nuevo álbum, El Dorado. “Cuando pude salir de este conflicto y empezar a escribir canciones, unas tras otras, sentí una gran liberación. Volví a reencontrarme con la inspiración. Sentí que era tropezarme con un tesoro mitológico, como El Dorado”.

Las dudas que Shakira confesó tener sobre sí misma quedaron en el pasado. La cantante de 40 años llegó a la fiesta de su disco en Miami mostrando paz y serenidad en la alfombra roja. Mientras periodistas intentaban hacer sus preguntas, una persona del equipo de la colombiana la apresuraba para contestar, pero ella tomaba sus pausas, regresaba con los reporteros para terminar de responder y ayudaba a camarógrafos en las esquinas a moverse para que tuvieran un mejor punto de vista.

A un lado de la alfombra roja, el hermano de Shakira veía a la cantante orgulloso, con los ojos llenos de lágrimas y una sonrisa.

De pronto, Shakira -quien lucía un vestido de espejos dorados que reflejaban la luz, lipstick rosa y un chongo alto— fue sorprendida por Don Francisco. El conductor y la cantante recordaron que ella había debutado sobre el escenario de Sábado Gigante cuando tenía 18 años.

Escondidos en una calle residencial de Miami Beach, tanto Don Francisco como Nicky Jam, Prince Royce, Poncho Lizárraga y varias otras celebridades pasaron al recinto de The Temple House para escuchar El Dorado por primera vez en vivo.

En la bóveda del lugar se proyectaban motivos dorados, mientras que la pista estaba decorada con mesitas color oro y flores blancas. A pesar de que minutos antes Shakira había invitado a sus fans a través de Twitter a ir al concierto diciendo la palabra “oro” a la entrada, el lugar estaba lleno a la mitad.

A 10 minutos del lanzamiento del disco, Shakira subió al escenario –ahora vestida con pantalones, camiseta blanca y una chamarra dorada— para cantar una versión acústica de ‘Chantaje’.

Luego, presentó ‘Toneladas’, la primera canción que comenzó a escribir después de ‘La Bicicleta’ y la última que terminó de todo el álbum. “Le di muchísimas vueltas. Primero la hice reggae, luego la hice pop, luego la hice rock, hasta que un domingo por la mañana me levanté y me dije a mí misma, ‘esta canción sólo puede existir en piano y voz’”. Entonces, Shakira se puso a buscar pianistas para su tema, y aunque no conocía a pianistas de estudio en Barcelona, tuvo una idea.

“Me acordé que cada mañana, cuando llevaba a Milan al cole, nos quedábamos en trance, escuchando las melodías más dulces que se desprendían de un piano negro de pared y que atravesaban la recepción de colegio. Y Sasha, Milan y yo, por varios minutos, no hablábamos, mira que eso es difícil. Nos quedábamos hipnotizados, escuchando y viendo a través del cristal a una de las mejores intérpretes femeninas del piano que mis hijos y yo hayamos escuchado. Era Laura, la profesora de música de la clase de Milan”.

Ese domingo, Shakira llamó a la maestra de su hijo. Laura fue al estudio de grabación por primera vez y le dio “lo mejor que tenía”, dijo antes de pedirle que subiera al escenario y dedicarle la canción a Milan.

“Bueno, ¿ya son las 12? Woohoo! Salió El Dorado”, celebró Shakira. Agradeció a sus padres, quienes se encontraban en el lugar, así como a sus colaboradores para luego invitar a un ser “mágico” al escenario, Prince Royce.

Después de cantar ‘Deja vu’ con el bachatero del Bronx, Shakira rompió su modo usual de hacer las cosas. “Tengo que confesarles algo, esto no es muy yo, los que saben, saben que tengo un problema gravísimo de perfeccionismo”, dijo antes de cantar por primera vez y sin haber ensayado nunca ‘Perro fiel’, su canción con Nicky Jam.

“Si nos equivocamos, espero encuentren en su corazón el perdón”, bromeó. Nicky Jam y Shakira cantaron nuevo tema de reggaetón y el concierto terminó con los asistentes bailando al ritmo de ‘Me enamoré’.

La gente siguió la fiesta unos minutos más y de pronto, Shakira volvió a aparecer, esta vez no sobre el escenario, sino en medio de la pista, a un lado de sus invitados. Eran las 12:30 am y le acababan de dar la noticia de que El Dorado estaba en el número uno de iTunes en 27 países, incluyendo México, Colombia y Argentina.

Shakira brincaba con los brazos en el aire y veía su celular, incrédula, al enterarse de la noticia. Pasó unos minutos tomándose fotos con sus fans, dando abrazos y autógrafos antes de salir.

Al costado derecho, sus padres celebraban orgullosos. “Estamos emocionados de ver que a mi hija la siguen amando y que todavía está muy inspirada para cantar mucho más”, dijo su madre Nidia Ripoll en exclusiva para Univision Entretenimiento.

“Nos va a traer muchas sorpresas Shakira de ahora en adelante, porque está retomando su carrera”, continuó su padre William Mebarak antes de bromear que en un futuro tal vez cantaría media canción con ella sobre los escenarios.

El Dorado cuenta con 13 canciones, entre las cuales se encuentran colaboraciones con Maluma, Carlos Vives, Nicky Jam y Black M. Destacan también los temas en solitario, como 'Nada', en los que Shakira regresa a sus raíces de cantautora con un estilo que emocionará a los fans que la han acompañado desde los años 90. (La Vanguardia / Univisión)