viernes, 3 de febrero de 2017

15:31:00
MÉRIDA, Yucatán, 3 de febrero de 2017.- La diabetes es el asesino silencioso que mata a más mexicanos en edad madura que cualquier otra enfermedad y ahora también acaba con personas jóvenes en Yucatán. Una de cada 10 personas la padece y tres de cada 10 ni siquiera lo saben, alertó el legislador federal yucateco Francisco Torres Rivas, según datos oficiales.

A partir de este año, febrero es el “Mes de la Salud del Hombre” y también celebramos el “Día de la Amor y la Amistad”, por tanto hay que también tener amor por nuestro cuerpo.

Torres Rivas conoció el caso de un joven padre de familia, en la plenitud de su vida, que perdió la vista a causa de la diabetes.

“Con frecuencia escuchamos historias de personas que lo padecen y muchos creen que esto no les puede pasar. Por eso no se revisan sus niveles de glucosa”, señaló.

"Panchito" saluda a Omar Pavón Solís, quien perdió la vista a causa de la diabetes.

Sin embargo, la diabetes ha provocado una de cada 14 muertes en México y es la primera causa de defunción entre personas de 45 a 65 años de edad.

El caso de Omar Pavón Solís llamó la atención de “Panchito” Torres, pues a sus 40 años de edad perdió la totalidad de la vista por la diabetes.

La diabetes es tan silenciosa y devastadora que, de ser una persona aparentemente sana, a Omar le sobrevinieron repentinamente las consecuencias de la enfermedad y en tan sólo un año es invidente por completo.

Así de rápido disminuyó drásticamente su calidad de vida, en el lapso de un año. Perdió primero la visión en el ojo derecho y gradualmente se fue apagando el izquierdo.

Omar tiene dos hijas en edad escolar, de 16 y 13 años. “La más grande es una estudiante de puro nueve y 10”, le comenta a “Panchito” Torres, quien le entregó un bastón como un apoyo inmediato, pues apenas está aprendiendo  a vivir con ceguera.

Junto con su esposa e hijas, vive en Ciudad Caucel, al poniente de la ciudad de Mérida, y por el momento dependen de su pensión, ya que quedó incapacitado para trabajar.

Torres Rivas exhortó a la población a medirse la glucosa en instituciones públicas estatales y federales, como el Issste, que ayer inauguró este “Mes de la Salud del Hombre”.

Indicó que en 2015, por ejemplo, en todo el país hubo 4 mil 500 amputaciones en alguna extremidad y más de 98 mil muertes ocasionadas por este padecimiento.

El legislador federal dijo que en la Cámara de Diputados existe la posibilidad de crear bolsas de gastos catastróficos para obtener los 85 mil millones de pesos que anualmente se destinan al tratamiento de personas con diabetes.

Hace poco promovimos una iniciativa contra el cáncer infantil, ahora buscaremos hacer una cruzada con los demás diputados contra la diabetes y buscar una propuesta para crear políticas públicas eficaces para disminuir su impacto.