viernes, 3 de febrero de 2017

11:13:00
WASHINGTON D.C., 3 de febrero de 2017.- Nadie se salva de la paranoia que envuelve a la nueva Administración Trump. Un ex primer ministro de Noruega que viajaba a Washington fue retenido durante una hora e interrogado en el aeropuerto Dulles porque en su pasaporte diplomático aparecía que había viajado a Irán en el 2014, según informa el portal de las revista Politico.

Kjell Magne Bondevik, ex primer ministro de Noruega. (YouTube)

Kjell Magne Bondevik fue primer ministro de Noruega entre 1997 y el 2000, y ahora encabeza una organización de defensa de los derechos humanos, el Oslo Center. Estos dos datos, unidos al de la posesión de un pasaporte diplomático, deberían haber sido suficientes para que no se le aplicaran las restricciones impuestas a los ciudadanos de 38 países que disfrutan de la exención de visado si estos han viajado a los siete países musulmanes ahora vetados por Trump. Esta restricción, sin embargo, procede de una ley firmada por Obama en el 2015.

Bonderik fue encerrado durante 40 minutos en una habitación en la que esperaban viajeros procedentes de Oriente Medio y África, y luego interrogado por otros 20 minutos sobre su viaje a Irán, donde había dado una conferencia sobre derechos humanos.

“Debería haber bastado con que vieran que tengo pasaporte diplomático y que soy un ex primer ministro para que entendieran que no represento ningún problema o amenaza para este país”, dijo Bonderik al canal de televisión ABC7. (La Vanguardia)