lunes, 28 de noviembre de 2016

15:40:00
MÉRIDA, Yucatán, 28 de noviembre de 2016.- La Universidad Autónoma de Yucatán (UADY) recibió al Doctor Andrés Moya Simarro, galardonado como “Premio México de Ciencia y Tecnología 2015”, quien compartió con estudiantes y académicos que, frente a las metas personales no hay cabida para obstáculos ni pretextos, “no hay que amedrentarse ante nada y en cambio, hay que seguir con nuestros sueños”.

El investigador realiza visitas académicas por escuelas y universidades del país con el objetivo de estimular el interés por la ciencia y despertar a nuevos científicos, en foros dirigidos a niños, jóvenes y adultos.

La Unidad Académica de Bachillerato con Interacción Comunitaria (UABIC), también conocida como Prepa 3, fue punto de encuentro del investigador con jóvenes estudiantes, a los cuales pidió ser constantes en sus metas y propósitos.

En su charla, compartió parte de su historia de vida al recordar que “yo también he surgido de un ambiente muy pobre, de una familia poco instruida que vivía en un barrio marginal” y sin embargo, pudo salir adelante y marcar un camino en la ciencia y tecnología.

Moya Simarro recorre el país con este tipo de conferencias en las que combina su experiencia profesional y personal, lo que ha generado gran interés entre chicos y grandes.

Los Campus de Ciencias Biológicas y Agropecuarias, y de Ciencias Exactas e Ingenierías también fueron parte del recorrido del visitante. Ahí expuso los principales hallazgos en el área de biología sintética y células mínimas, que son fundamental para el área de biotecnología donde el interés es sintetizar y crear vida en laboratorios.

El investigador de la Universidad de Valencia, España, consideró que México tiene mucho potencial para generar mayor desarrollo científico, “aquí hay un germen de potencia, el más fuerte en el ámbito latinoamericano, para generar ciencia de primera nivel”.

Subrayó que los mexicanos tienen todo el potencial para demostrar que se puede hacer ciencia de primer nivel.

“En México, no hay que amedrentarse ante nada y es que cuando digo que hay potencial para generar ciencia, es porque la hay ahora en el presente, y no hay que esperar a futuro para ver resultados”, dijo.

Celebró la organización de la red de Centros del Conacyt, “es un esquema extraordinario, muy dinámico y muy entronizado en los diferentes estados, cada uno con sus especializaciones en determinadas áreas y muy bien diseñado”.

“Yo auguro una enorme capacidad de resultados y esto permitirá obtener beneficios económicos y sociales, que es la clave para crecer como país”, manifestó.

Lamentó que tal como ocurre en otros países de Hispanoamérica, “la clase política no es tan proclive a otorgar la debida importancia a la ciencia y tecnología para el futuro de un país”.

El investigador dijo estar maravillado de Yucatán, por su vegetación y calor, “me encanta esa relación de la luz y la vegetación, lo que permite un ambiente agradable en la región”.

También dijo estar muy interesado de la cultura maya, por lo que se reuniría con especialistas para conocer más sobre la arquitectura y conocimientos de este pueblo.