lunes, 28 de noviembre de 2016

17:15:00
CIUDAD DE MÉXICO, 28 de noviembre de 2016.- El Senado de la República inició el proceso para comprar el edificio que alberga al Teatro de la República, ubicado en la ciudad de Querétaro, en donde se promulgó la Constitución Política del país, confirmó el presidente de la Mesa Directiva, Pablo Escudero.

Detalló que el próximo miércoles 30 de noviembre visitará Querétaro, acompañado de los senadores Emilio Gamboa Patrón, Roberto Gil Zuarth y Enrique Burgos García, para firmar el contrato de promesa de compra-venta del Teatro de la República, conocido anteriormente como el Teatro de Iturbide.

Con la compra por 100 millones de pesos el inmueble formará parte de los bienes materiales del Senado de la República; un espacio donde “los Constituyentes tuvieron debates importantísimos, y tiene un valor muy importante históricamente”.

Este recinto de estilo neoclásico ha sido testigo presencial de hechos que marcaron el destino del país: en 1854 se interpretó por primera vez el Himno Nacional, en 1867 se sentenció a Maximiliano de Habsburgo a la pena capital y el 5 de febrero de 1917 se promulgó la Constitución de la República.

Comentó que se plantea que pueda concretarse la adquisición antes de la conmemoración del Centenario de la Constitución, el próximo 5 de febrero. El presidente del Senado y la Mesa Directiva estamos convencidos de que el Teatro de la República debe ser patrimonio de todos los mexicanos, ya que se trata de un bien histórico, subrayó.

Se plantea otorgarle la calidad de patrimonio histórico al Teatro de la República, además de que se analiza la posibilidad de construir un museo y una biblioteca in situ o virtual, proyecto que se está trabajando con expertos en museos, refirió el senador Pablo Escudero Morales.

Señaló que existe un avalúo del Teatro de la República por 100 millones de pesos; y se planea saldar la compra con ahorros de los capítulos 2000 y 3000, explicó.

Adicionalmente, el presidente de la Mesa Directiva señaló que se calcula que se utilizarían entre 25 y 30 millones de pesos para el mantenimiento y remodelación del inmueble.

El Teatro de la República actualmente es propiedad de una fundación que utilizará los recursos obtenidos por la venta para un programa educativo dirigido a niños con discapacidades. (Excélsior)